Foto: Brenda es una joven madre responsable, que en estos tiempos de la pandemia se las ha visto difícil, pues requiere constantemente de medicamentos y consultas para tratar la epilepsia de su pequeñito de cinco años.

Cancún.-  Brenda es una joven madre responsable, que en estos tiempos de la pandemia se las ha visto difícil, pues requiere constantemente de medicamentos y consultas para tratar la epilepsia de su pequeñito de cinco años.

Y es que constantemente requiere de medicamentos con gastos por encima de los 700 pesos, sin contar con las consultas.

“Mi hijo sufre de ataques epilépticos, pero ahora está más grave porque tiene problemas en el cerebro, el medicamento cuesta entre 430 y 500 pesos y otro que vale más de 250, además uno de los medicamentos se ingiere con una leche especial”, detalla la madre.

Agregó que su pequeñito de tan solo cinco años aún requiere de pañales y leche, pues su condición lo tiene sujeto a algunas necesidades.

Brenda Guadalupe Méndez es originaria de Chiapas y tiene cuatro hijos, recibe ayuda la familia y amigos, pues requiere apoyo económico principalmente para medicamentos y consultas, pues aunque cuenta con Seguro Popular no están incluidos están incluidos los gastos de su atención.

Menciona que es separada y el padre de los cuatro niños no se hace cargo al 100%.

“Su papá me apoya nada mas de vez en cuando y con lo que quiere, mi actual pareja me apoya pero los gastos nunca alcanzan”, agregó.

También te puede interesar: ¡Levantan alerta Amber del niño Esteban Quian Hernández y no notifican a su madre!

La familia vive en la colonia Avante y cuentan cómo el dinero les hace falta para los medicamentos Atemperator y Conecta juniors, entre otros.