La corrupción de Samuel Aguilar Ibarra afecta a la masonería

Samuel Aguilar Ibarra

Cancún.- Samuel Aguilar Ibarra condicionó a las logias del estado, creando una asociación civil en el edificio Libertadores de América, para vender el edificio a una trasnacional.

Masones, afectados

Se sabe que Aguilar condicionó a la masonería que, a menos que no firmen un contrato y paguen una cuota mensual, no se les permitirá el acceso al edificio que poseen desde hace 30 años.

La intención de Samuel Aguilar Ibarra es vender el edificio a una cadena trasnacional de autoservicio.

La ambición de Samuel Aguilar Ibarra ha llegado hasta el edificio Libertadores de América en la avenida Bonampak, ya que los masones se quedaron sin inmueble y ya preparan su estrategia legal para recuperar su propiedad.

Samuel Aguilar Ibarra, delincuente de cuello blanco

Fue cómplice de Enrique de la Cruz, subsecretario de trabajo y Alexis Zavala, presidente de la junta de conciliación y arbitraje numero 2 de Quintana Roo.

Los tres orquestaron el despojo de cuatro predios localizados en Tulum, en donde operaban igual número de hoteles, como parte de una sentencia laboral a favor de dos trabajadores.

Todo lo anterior, lo llevaron a cabo mediante la Junta de Conciliación y Arbitraje, con sede en Playa del Carmen.

Ganaron el juicio contra los propietarios de los hoteles, y posteriormente Omar Tijerina y Samuel Aguilar Ibarra se hicieron pasar por trabajadores del Rancho san Eric.

Con esto, se convirtieron, a través de un juicio simulado, en dueños de los hoteles en litigio: Cabañas Ixchel, Puerta del Cielo, Playa Azul, Dos Ceibas.

Las consecuencias de la ‘tranza’

Seguridad Pública de Tulum desalojó los cuartos de hotel, reubicando a los turistas, en promedio 50 a 70, que se encontraban alojados ahí.

“Recibimos un documento de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Playa del Carmen, en el que vía exhorto nos solicitaron colaboración y presencia para el desalojo de cuatro predios, aquí en la zona costera, derivado de un juicio laboral, para dar posesión a trabajadores que ganaron un juicio”, dijo el director de Seguridad Pública de Tulum, Luis Germán Sánchez Méndez.

“Los dueños perdieron los hoteles. Los que demandaron, según los documentos que me hicieron llegar, son ahora los propietarios o posesionarios por orden de la Junta Local”, continuó.

También te puede interesar: ADDENDUM: De como los masones patito invaden Quintana Roo

Samuel Aguilar Ibarra es un prestanombres de algunos políticos señalados en los despojos de Tulum, y su ambición apunta esta vez hacia las logias y los masones para continuar con sus negocios turbios.

Más información sobre el susodicho y los despojos de Tulum, se puede encontrar en esta investigación de Lydia Cacho, publicada en Aristegui Noticias.