Cancún.- La presencia tolerada de distribuidores de droga disfrazados de vendedores ambulantes ha generado varios enfrentamientos armados que amenazan la imagen del destino turístico.

Hasta ahora, sólo se ha tenido simulaciones de operativos por parte de la Policía Municipal de Remberto Estrada, que tiene órdenes de dejar tranquilos a estos operadores.

Esta tarde dos de estos supuestos “vendedores de alpaca” se enfrascaron en un pleito con otros sujetos, de una agrupación contraria, en playa Tortugas, en lo que salieron a relucir las armas de fuego y terminó con dos baleados, sacados de emergencia en ambulancia, ante la incredulidad de bañistas que presenciaron estos hechos.

GOBIERNO MUNICIPAL “SE TOPA CON PARED”

Esta clase de hechos, que amenaza con empañar la temporada vacacional que acaba de iniciar, es un problema ya añejo que se ha abordado en la Mesa de Seguridad, según testimonios de sus integrantes, pero que ha “topado pared” con el gobierno municipal, que rehúsa tomar acción o simula operativos con previa alerta a los involucrados.

No fue sino que hasta que dos de estos vendedores fueron heridos de bala en la playa frente al hotel Riu, por sujetos que huyeron en motos acuáticas, a finales de mayo, que la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, accedió a la realización de “barridos” en la Zona Hotelera para poner orden en este sector.

Sin embargo, los operativos, liderados por la Policía Turística, pronto se evidenciaron como una impostura, pues, aunque se hostigaba a algunos vendedores ambulantes, de frutas o algunos otros comestibles, aquellos dedicados a la venta de plata no se les tocaba, por órdenes “de arriba”.

En los hechos, significó que se buscaba a vendedores de droga, pero ignorando a los vendedores de droga, un absurdo que evidencia una vez más las complicidades del gobierno de Remberto Estrada con estas agrupaciones criminales.

Por si queda duda de cómo el gobierno actual del Verde Ecologista está infiltrado por la delincuencia organizada, baste ver su Dirección de Comercio en la Vía Pública, cuyo coordinador, apodado “El Chalpa”, fue detenido por la PGR por ser un líder financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación; o el asesinato ayer de un inspector de Fiscalización.

Aunque sólo le restan dos meses y medio a la actual administración, su negativa a poner orden en la Zona Hotelera en la crucial temporada vacacional de verano podría costarle cara al destino, en caso de que uno de estos enfrentamientos entre falsos ambulantes termine saldándose con sangre inocente.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.