“Uber tiene que salirse”, dice director del Imoveqroo… para evitar agresiones

Cancún.- Luego de afirmar que no le consta de que taxistas estén agrediendo a operadores de Uber, el director del Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoveqroo), Jorge Pérez Pérez, comentó que en esta situación de amenazas y golpizas, lo que tiene que hacer esta plataforma es “salirse” de la entidad.

En entrevista, el funcionario estatal señaló que esta plataforma opera fuera de la ley y que el litigio que mantienen, por la Ley de Movilidad, no les autoriza su operación.

La empresa transnacional interpuso una solicitud de amparo en torno a las modificaciones realizadas a la Ley de Movilidad, para que se quede tal como originalmente avalada, con la posibilidad de obtener un permiso, no una concesión, para operar. Aunque existe una suspensión provisional, en lo que se define de fondo el litigio, por parte de un Tribunal Colegiado, el Imoverqoo no les ha emitido este permiso, con el argumento que no cuentan con reglamento, para poder otorgar uno.

“No podemos dar la oportunidad de trabajar, porque no tenemos un reglamento”, comentó Pérez Pérez, quien hace un año indicó que este reglamento, que debía emitirse seis meses después de la aprobación de la ley, estaba a punto de salir.

La falta de un reglamento, cabe destacar, mantiene en el vació legal a los mototaxis, además de imposibilitar las sanciones a taxistas, por lo que la autoridad debe exhortar a sus sindicatos a que las aplique.

El director dijo confiar que el Tribunal Colegiado reafirmará la sentencia existente, de que las plataformas de transporte proporcional un servicio público, lo que significa que Uber debe acatar la ley y solicitar concesiones.

“¿Qué sucederá? Vendrá la confirmación, Uber tendrá que aceptar la resolucińo y proceder el consecuencia. No somos antiUber, somos incluyentes”, indicó.

En caso que el fallo no los favoreciera, estimó que todavía podrían impugnar ante otra instancia.

Negó que existiera alguna colusión entre sus inspectores y taxistas, para agredir o amenazar a estos operadores, argumentando que él ha visto amenazas de todos lados, incluso en contra de la delegada del Imoveqroo, Bibian Castillo Dzul.

“Parecen un cártel en chiquitito. Si estas son las gentes que defienden a Uber, ese no es el camino a seguir”, afirmó el funcionario, que de forma constante era interrumpido por más preguntas en torno a Uber y que en vano trató de explicar el daño que generó esta plataforma en Yucatán.

En cuanto a por qué no intervienen cuando los taxistas actúan como autoridad, deteniendo unidades o cerrando hoteles, o por qué permiten que se golpeen a operadores de Uber sin actuar, Jorge Pérez dijo que no le consta que taxistas estén golpeando gente, pues él los taxistas que conoce andan uniformados y con vehículos con placas, mientras que estos agresores no son identificables.

Por otro lado, comentó que hay seis concesiones de taxi que están en proceso de ser revocadas, por estar involucradas en hechos delictivos.