IMSS
IMSS

Chetumal.- Un grupo de funcionarios de la subdelegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta ciudad de forma concertada le exigen montos de dinero a empresarios constructores para no ingresar sus obras al sistema, evitando de esta manera que esta institución recaude millones de pesos, denunció un trabajador, que cuenta con audios que prueban esta red de corrupción.

Los audios, en donde empresarios acuerdan pagos directos con funcionarios del IMSS para así evitar cubrir sus cuotas patronales (dejando a sus trabajadores desprotegidos) fueron entregados a la Secretaría de la Función Pública y el órgano interno del IMSS el año pasado, sin resultados hasta la fecha.

Debe destacarse que el delegado en Quintana Roo, Flavio Carlos Rosado, como la subdelegada en Chetumal, Claudia Magaña Andrade, ya fueron relevados de sus cargos, pero este grupo continúa en sus puestos de trabajo, embolsándose recursos que debieran llegar al IMSS, necesitado de equipo y personal durante la actual pandemia.

En un audio, un trabajador del IMSS acude a una obra en Chetumal, cuya mano de obra calcula en cerca de 300 mil pesos, a dejar un oficio, aunque dijo extrañarse pues esta persona “ya se había arreglado” con la subdelegada, Claudia Magaña.

El empresario, en efecto, le confirmó que había sido llevado a su despacho por el hermano de la misma, Adrián Magaña Andrade, y que ahí en presencia suya se habían “arreglado”.
– ¿Ahí le pagaste?– le cuestionó el trabajador.
– Sí– confirma el empresario.

En otros dos audios, un empresario llama a Adrián Magaña para indicarle que tiene una obra en Bacalar, pero que el arquitecto que se iba encargar del Seguro Social “nos quedó mal”.

Magaña Andrade le indicó que acudiera a las oficinas para hablarlo con su hermana, el modus operandi habitual, pero esta persona le dijo que no podía, por estar en Cancún y que mejor le dijera “al chile”, cómo arreglarse.

El funcionario entonces hace un cálculo mensual, de una mano de obra de 228 mil pesos, de lo que tendría que pagar Infonavit e IMSS.
– El Infonavit no me interesa; del Seguro sería un 31%, o 70 mil pesos.

Como ya lo tienen establecidos, tocaría pagarles directamente a ellos la mitad, 35 mil pesos, pero de eso, pregunta cuánto podría cubrir.

El empresario le dice que 20, a lo que Adrián indica que lo revisará con sus jefes.
En una segunda llamada, este funcionario le indica que le dijeron que “25 y ahí queda”, a lo que el empresario accedió.

– ¿Cuándo me lo pagas? – comentó el hermano de la exsubdelegada.
– El viernes paso – es la respuesta.

De acuerdo al ciudadano que denuncia esta red de corrupción, él investigó estos hechos durante 2018 y 2019, y concluye que se evitó la entrada a las arcas del IMSS de millones de pesos, pues también operan de esta manera con hoteles en Bacalar, en donde la mano de obra es muchísimo mayor.

La actual delegada del IMSS en Quintana Roo, Xóchitl Refugio Romero Guerrero, quien fue designada en febrero, fue enterada de esta situación, pero estas personas siguen en sus cargos.