Drenaje profundo y pozos de absorción no evitan encharcamientos en vialidades

195
DRENAJE

Chetumal.- De nueva cuenta calles y cruzamientos de la ciudad de Chetumal amanecen con grandes encharcamientos debido al mal funcionamiento del sistema de drenaje.

Pozos de absorción ineficaces

Los llamados pozos de absorción instalados en sitios “estratégicos” de la ciudad, una vez más mostraron su ineficacia al crearse grandes encharcamientos justo donde están ubicados, tras la fuerte lluvia que cayó por la mañana.

Drenaje profundo de adorno

En el cruzamiento de la avenida Calzada Veracruz con calle Ignacio M. Altamirano, donde inicia el sistema de drenaje profundo, se pudo apreciar un enorme charco que causó gran molestia a decenas de transeúntes que tienen que hacer uso de esa importante vialidad, tanto para tomar su transporte como para llevar a sus hijos a la escuela Aarón Merino, que se encuentra a escasos metros de la conflictiva esquina.
“Es el colmo, se supone que para eso fue creado el drenaje profundo, para que ya no haya más encharcamientos aquí en la esquina. De nada sirvió tantos meses de afectación cuando estaban excavando esa enorme zanja. Deberían venir a verlo los responsables para que le pongan solución lo más pronto posible”, comentó Antonio Díaz, vecino del lugar.

Padres e hijos expuestos

De igual forma, Alma M., afirmó que esta situación le molesta porque le afecta al momento de cruzar para llevar a su pequeño hijo a la escuela, ya que se exponen a ser “bañados” por los autos que pasan a velocidad y sin medir consecuencias.

También te puede interesar: Transitan entre suciedad por necesidad; autoridad no pone solución

“La verdad esto sí me afecta porque tengo que bordear toda esta laguna para poder llevar a mi niño a la escuela y para colmo por poco y nos baña un taxi que pasó duro sin importarle que estábamos ahí, tuvimos que correr para que no nos mojara”, señaló la joven madre de familia.

Llamado a la autoridad municipal

La falta de limpieza y saturación de basura en los alrededores del parque Aarón Merino Fernández, responsabilidad del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, se ha convertido en el enemigo de las coladeras, pues ocasiona que el agua de lluvia se acumule y provoque estos encharcamienos, que no sólo afectan la circulación en las avenidas sino que generan una gran molestia a la población que tiene que transitar a pie por dichas vialidades.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios