Quintana Roo es líder en recaudación de impuestos: Sefiplan

3
Yohanet Torres, titular de la Sefiplan.
Yohanet Torres, titular de la Sefiplan.

Chetumal.- La Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Yohanet Torres Muñoz, durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta de la XVI Legislatura, en el marco de la Glosa del IV Informe de Gobierno de Carlos Joaquín González, informó que de acuerdo con las Estadísticas de Finanzas Públicas Estatales y Municipales del INEGI, Quintana Roo es líder a nivel nacional en recaudación de impuestos estatales como proporción del Valor Agregado Bruto.

Ante la Comisión que preside José de la Peña Ruiz de Chávez, la Secretaria de Finanzas destacó que esto permite que Quintana Roo sea menos dependiente de las participaciones federales, de ahí que la importancia de la captación de ingresos radica en proveer recursos necesarios para los programas que atienden necesidades sociales, tales como: salud, educación, seguridad, infraestructura, entre otros, para las y los quintanarroenses.

Sefiplan gráfica
Sefiplan gráfica

Además, el Estado ocupa el Segundo Lugar en el Indicador Compuesto de Capacidad de Generar Ingreso (ICGI), dicho indicador evalúa la dependencia de las entidades federativas respecto a los recursos que reciben de la Federación. Este índice da especial atención a la proporción de los ingresos que se obtienen vía impuestos y recursos no tributarios en el total de la captación de ingresos de libre disposición.

Torres Muñoz reconoció que para el ejercicio fiscal 2020, el ejercicio del gasto se vio afectado por la Emergencia Sanitaria del virus Covid-19; sin embargo, el Gobierno mantiene su compromiso de servicios a la sociedad.

Destaca que Quintana Roo se encuentra por encima del promedio nacional, escalando posiciones en el Índice “PbR-SED”, que mide el avance en el “Presupuesto basado en Resultados” y del “Sistema de Evaluación del Desempeño”, hecho por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Cabe destacar que la construcción del ICGI requiere de la elaboración de cinco indicadores simples: uno, autonomía financiera que mide la capacidad de la entidad para generar recursos propios con relación al total de sus ingresos de libre disposición. Incluye las transferencias federales.

Como segundo indicador está la capacidad fiscal que permite conocer la importancia de la recaudación de impuestos de la entidad, en relación con el total de ingresos de libre disposición con los que financia su presupuesto. Tercero, esfuerzo fiscal que dimensiona el trabajo de la entidad para aumentar sus ingresos propios y los Federales de la Coordinación Administrativa, en relación con sus ingresos disponibles.

Además de dependencia fiscal que expresa la relevancia de los ingresos propios en relación con los federales para el financiamiento del gasto de las entidades federativas y, el quinto, esfuerzo tributario que mide la capacidad del estado para recaudar impuestos como proporción del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE).