Cozumel.- José Ángel Canto Noh, presidente de la Cooperativa Pesquera de Cozumel, afirmó que ellos ya no denunciarán más la pesca furtiva del caracol rosado, pues es una actividad con muchos intereses involucrados, y por lo que han recibido presiones en el pasado, para dejar el tema tranquilo.

En entrevista, indicó que ya es normal hallar este producto en cualquier restaurante, vendido de puerta en puerta, o a través de Facebook.

“No hay vergüenza para venderlo, algo que la autoridad ha permitido”, comentó, añadiendo que finalmente parece que existe un mercado exista prohibición o no, sin que el producto haya desaparecido, por ahora.

Incluso, Canto Noh comentó que fue de visita a La Paz, Baja California Sur, y se topó con artesanía con concha de caracol rosado, especie que allá no existe y que evidentemente obtienen del Caribe.

Como todos los años, esperan obtener una anuencia para extraer, legalmente, el caracol rosado, aunque para ello primero tiene que darse una prospección por parte de la autoridad.

SIN NECESIDAD DE BUSCAR ESCAMA

Por otro lado, comentó que aunque ellos tienen autorización para extraer langosta y escama, la verdad es que muy pocos se dedican a la segunda actividad, pues existen apoyos y becas para sobrevivir durante los cuatro meses de veda de langosta, lo que hace a esta actividad innecesaria.

Según indicó, las aguas de Cozumel son muy profundas, por lo que la extracción de escama implica mucho esfuerzo, para después únicamente obtener 100 pesos, razón por la que muy pocos la realizan.

En su lugar, hay capacitaciones pagadas, como la construcción de trampas nuevas, además de después tomar empleo temporal para monitoreos, además de becas y de apoyos por parte de organizaciones no gubernamentales.

También, por primer año, ya cuentan ellos con un fondo de ahorro para aguardar la nueva temporada de langosta.

En cuanto al pez león, indicó que ya escasea, lo que es positivo por tratarse de una especie invasora dañina. En breve, se les entregará a los pescadores neveras, cuchillas y guantes especiales para la captura de estos ejemplares, con recursos del Programa de Conservación para Desarrollo Sostenible (Procodes).

Sobre ello, bromeó que los acusan de estar “coludidos” con la Conanp, pero la verdad es que ellos son parte del Consejo Asesor del Parque Nacional, pues efectúan monitoreos, y estos apoyos es parte de esa colaboración.

“Los náuticos quizá no se preocupen por el futuro de los arrecifes, pero nosotros sí”, comentó, en alusión a la controversia por la restricción al buceo en ciertas partes de la isla.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios