Cozumel.– Gran susto se llevaron los empleados del Ayuntamiento y clientes del desayunador que se ubica detrás del Palacio Municipal, ya que un enorme árbol con más de 30 años de antigüedad, se desplomó por su propio peso sin lesionar a alguien.

El árbol se ubicaba en medio de un desayunador y justo a un costado de un pequeño tinglado donde se instalan vendedores ambulantes de antojitos, frutas y fritangas, afortunadamente cayó en un sitio limpio sin personas cercanas, por lo que los presentes sólo se llevaron el susto.

Quienes administran el desayunador aseguran que dicho árbol se plantó después del paso del huracán “Gilberto” , en el Palacio Municipal, como la mayoría de los árboles que se encuentran actualmente, sin embargo, a este le tocó estar junto a una pared de un edificio por lo que no pudo fortalecer sus raíces y creció hacia un costado, esto influyó para que este medio día cayera por su propio peso.

También te puede interesar: Trabajadores náuticos de Cozumel, inconformes por trámite de libretas del mar

Personal de bomberos llegaron para cortar en partes los troncos y seguidamente trabajadores de Servicios Públicos continuaron para la recoja de las ramas y limpiar el lugar.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios