Habitantes de Holbox rescataron este jueves el cadáver de un delfín que presuntamente falleció en las redes de pesca en la laguna Yalahau, a pesar de que está prohibida la captura de cualquier tipo de especie.

El cadáver del delfín presentaba visibles huellas de redes, y fue hallado a sólo 400 metros de la isla.

No es la primera vez que mueren animales marinos a consecuencia de las redes, a pesar de que la pesca en esa laguna está prohibida. Sin embargo, ninguna dependencia ambiental ha tomado cartas en el asunto.

El delfín fue enterrado en la playa por la comunidad holboxeña.

Con información de Sol Quintana Roo

Más noticias de Quintana Roo