Descubre los Cenotes Casa Tortuga, otro paraíso increíble de la Riviera Maya

Cenotes Casa Tortuga
Cenotes Casa Tortuga

Cenotes Casa Tortuga es uno de esos paraísos que esconde Quintana Roo, que merece sumar a la lista de próximos viajes.

Aquí podrás nadar en aguas tan cristalinas que incluso es posible ver el fondo verde jade de los Cenotes Casa Tortuga, ubicados a tan solo 15 minutos del pueblo de Tulum.

Los cenotes son espacios sagrados para la cultura maya y de su conservación depende el equilibrio ecológico de la región, por lo que es sumamente importante internarse de manera respetuosa y siguiendo las indicaciones que dan personas locales para su cuidado.

Lo primero que notarás, además de su belleza sinigual, es la infinidad de peces, aves y exuberante flora adornan los alrededores de cada uno de los cuatro cenotes que componen este centro vacacional que abrió sus puertas en 2016.

En estos cenotes podrás nadar, practicar esnórquel y lanzarte clavados, también hay cavernas para admirar las estalactitas y estalagmitas.

Los Cenotes de Casa Tortuga

Por tu seguridad, al ingresar al agua, deberás portar un chaleco durante el recorrido por los cuatro cenotes además, del equipo de esnórquel, si tú no llevas el tuyo, tanto el chaleco, como el equipo están contemplados por el precio del tour.

Campana y Wisho

La primera parada es el cenote Campana, es una caverna semiabierta donde hay estalagmitas, estalactitas y formaciones rocosas milenarias, que al combinar la oscuridad con la humedad generan una atmósfera bastante particular.

En seguida está Wisho, también caverna semiabierta más profunda que tiene varios fósiles. Es importante que no toques ni te lleves ninguna piedra por más que te encante.

Al salir, se da una caminata para conocer los árboles sagrados de los mayas: el chechén y el chacáh (el bien y el mal). Si tienes suerte, quizá podrás ver monos araña y deleitarte con el trinar de algunas aves endémicas.

Tres Zapotes

El siguiente cenotes es abierto y mide unos 100 metros de largo y su agua cristalina te recibirá con toda su frescura si te lanzas a una altura de tres metros, a manera de clavado.

Aquí está el manantial de agua pura, del cual podrás beber sin ningún problema debido a su pureza natural.

También te puede interesar: Galería: Descubre la ‘Cámara de los Ancestros’ en cenote Aktun Ha de Tulum

Jaguar

Finalmente el recorrido se da por el cenote Jaguar, otra caverna semiabierta cuyo acceso resulta retador, pero el premia al interior hace que el “riesgo” valga la pena, ya que deberás atravesar un pasadizo que conduce a una caverna seca en la que se pueden apreciar las raíces de los árboles y algunos fósiles.