Descubre que su padre biológico es el doctor que inseminó a su madre

doctor

Una mujer descubrió a través de una prueba de ADN que su verdadero padre es el doctor que inseminó a su madre.

La joven de 36 años se realizó una examen de Ancestry.com y en los resultados apareció el nombre de una persona de la que nunca había escuchado.

Para su sorpresa, resultó que su padre era el ginecólogo que trató a su madre.

A quien engañó al inseminarla artificialmente.

La vida dio un vuelco

Kelli Rowlette no esperaba que su vida iba a dar un giro.

Acudió a Ancestry.com y siguió todos los procedimientos. Esperó en su casa ubicada en Washington con mucha curiosidad por los resultados.

Al conocer los datos finales, uno de ellos le sorprendió a tal grado de pensar que era una equivocación.

Acorde a la compañía, había un familiar suyo a unas 500 millas.

Su nombre era Gerald E. Montiner, aunque nunca había oído hablar de él, el ADN arrojaba que era su padre.

El momento de la verdad

Aturdida y confundida, confrontó a su madre y con el que hasta ese momento creía que era su padre biológico.

Ambos le habían ocultado la verdad, su nacimiento era producto de un proceso de inseminación artificial.

Estos hechos están descritos en la demanda que presentaron el 30 de marzo, frente a una corte del distrito de Idaho.

Acorde a esta,Montiner, había engañado a la familia, por lo cual ahora se le acusa de fraude y mala práctica médica.

Mortimer, hoy en día está retirado. En los ochenta vivía en Idaho Falls y trató a los padres de Kelli.

Lo anterior debido a que su madre tenía problemas para quedar embarazada.

Montiner descubrió que Howard Fowler era quien tenía el problema, debido a la baja concentración de espermatozoides y su esposa Sally Ashby padecía de útero ladeado.

Doctor da solución engañosa

Acorde a los documentos judiciales, Montiner sugirió métodos artificiales para que pudieran tener un hijo.

Así que, el doctor aseguró que para aumentar las posibilidades, era mejor utilizar un método en el que se mezclaría con el 85% del semen del padre con el de otra persona.

Los futuros padres aceptaron pero pidieron que el donante fuera un joven de ojos azul, cabello castaño y midiera 1.82 m.

El doctor les informó  que había encontrado al candidato perfecto, entonces los padres aceptaron.

Prosiguió a aplicar varias inseminaciones; tres por mes.

Una en junio, julio y otra en agosto de 1980. Hasta que quedó embarazada en 1981.

Su hija nació el 20 de mayo de 1981 pero decidieron mantenerlo en secreto.

Drama familiar

La familia se mudó a Washington, lo que sorprendió en ese momento fue que Montiner comenzó a gritar cuando comenzaron a hacer la mudanza.

Sabía que era el padre de la niña pero jamás se lo reveló a la pareja.

La vida de la familia continúo lejos del médico del que jamás volvieron a saber, hasta que Rowlette recibió el test genético.

Ahora ella está asada y vive en Benton.

Servicio poco fiable

Al inicio, al recibir los resultados la mujer se quejó con su madre de lo “poco fiable” que era el servicio de la compañía.

Aunque su madre al verlos, reconoció de inmediato el nombre del padre.

Decidió llamarle a Fowler, ahora su ex marido y contarle lo sucedido.

Dudaron en decirle la verdad, pero no hizo falta ya que su hija lo había descubierto sola.

 El nombre del médico no era otro que el que Ancestry.com indicaba era su padre biológico.

También te puede interesar: Alumnos de ingeniería de la UNAM ganan torneo de robótica

Después del shock, decidieron demandar al doctor por haberles ocultado que había utilizado su propio semen.