A dos meses del caso Addisbel, no hay avances

Addisbel

Hoy se cumplen dos meses de la brutal golpiza que recibió la cantante cubana Addisbel Pipo, a manos de Rolando “N”, quien sigue prófugo de la justicia.

A dos meses del caso Addisbel, no hay avances

Cabe señalar que este caso estuvo lleno de irregularidades, pues para iniciar, dos elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) acudieron como primeros respondientes a la situación.

Un vecino denunció la acción de Rolando “N”, alias Noel Castro, quien golpeó brutalmente a Addisbel, quien permanece hospitalizada en coma inducido.

El violento sujeto, que es hijo del dueño de la taquería “Pioneros” en Chetumal, le provocó a la joven fracturas en el rostro, mandíbula y costillas, estallido de glóbulo ocular, pérdida de piezas dentales y desprendimiento de quijada, producto de la tremenda golpiza que le propinó.

Irregularidades y negligencia de las autoridades

Rolando “N” es buscado ya incluso por la Interpol (con ficha roja), por el delito de feminicidio en grado de tentativa; en tanto a los agentes policiacos se les acusará de negligencia e irregularidades, según lo que marcan los Artículo 249 y 235 del Código Penal.

Los elementos que acudieron como primeros respondientes, Marcos Manuel N., y César Jesús N, se encuentran bajo investigación desde el pasado mes de diciembre.

Lo anterior, cuando no siguieron los protocolos de actuación en caso de violencia de género, pues habían llevado al imputado a la Policía Municipal de Othón P. Blanco para ser remitido por una falta administrativa.

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, declaró que los elementos policiacos siguen bajo investigación interna, un proceso que lleva un periodo de 90 días.

Pese a esto, hubo una orden “desde arriba” para dejar ir al sujeto, quien pasó once horas en los separos detenido por la falta administrativa, pero no fue recogido por ningún agente de la Fiscalía.

Posteriormente, la Fiscalía se lavaría las manos, señalando que la Policía Municipal de Othón P. Blanco nunca les entregó el expediente, cuando realmente ellos nunca armaron el expediente al no actuar en el caso.

Influyentismo y corrupción sale a la luz

El negligente actuar de los elementos policiacos y de la Fiscalía General de Quintana Roo provocó que la orden de aprehensión contra el feminicida en potencia se emitiera tres días después del suceso, por lo que, fuentes extraoficiales señalaron el hoy prófugo de la justicia se encontraba en la Ciudad de México cuando aún no tenía la orden de aprehensión en su contra.

Por lo tanto hoy podría encontrarse escondido en Estados Unidos o incluso en cualquier parte del mundo, y pese a los tardíos esfuerzos de las autoridades y la sociedad civil de encontrarlo, su paradero sigue siendo desconocido.

De acuerdo a lo indagado, activistas en defensa de los derechos de las mujeres tienen informes de que la misma familia del agresor fue la que le pagó al alto mando de la Fiscalía para que no lo consignaran por tentativa de feminicidio, y todo quedara en una simple falta administrativa.

Este caso de influyentismo encendió los focos rojos en Quintana Roo, lo que provocó marchas, manifestaciones y miles de comentarios en redes, criticando el pésimo actuar de las autoridades.

También te puede interesar: En coma inducido, mujer golpeada en Chetumal

Mientras Addisbel se recupera lentamente, el caso se ha estancado, y el agresor se encuentra libre, un feminicida en potencia ronda las calles de cualquier país del mundo con tranquilidad e impunidad.

Además, el juez calificador fue cesado de su cargo, aunque de forma silenciosa; y apenas hoy iniciaron funciones los nuevos jueces calificadores, que denunciaron son allegados de regidores actuales del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, aprovechando las coyunturas de este caso.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios