Una joven que tenía 14 años de novia canceló su boda por correo debido a que sus invitados se negaron a pagar mil 500 dólares como regalo, según publicó El Diario de Nueva York.

No es novedad que la presión de organizar una boda puede afectar a cualquier persona, pero esta novia de verdad que se excedió y perdió por completo la razón.

Lo mejor de todo es que cuando Susan, quien es originaria de Canadá se encargó de contar toda su historia al publicarla en Facebook y esto le ha valido que muchas personas le dejen claro que estaba loca al pensar que sus invitados le darían 1500 dólares por asistir a su boda.

En su publicación, la mujer anónima inicia diciendo que ella y su pareja se separaron debido a “problemas recientes e irreparables”. Luego explica cómo se conocieron los dos a los 14 años, se enamoraron, se comprometieron a los 18 años con un anillo de 5 mil dólares, donde ellos tuvieron un hijo cuando tenían 20 años.

Entonces, aunque ahorraron unos 15 mil dólares para la boda de sus sueños, rápidamente descubrieron que, en realidad, la verdadera boda de sus sueños costaría unos 60 mil dólares.

“Todo lo que pedimos fue una pequeña ayuda de nuestros amigos y familiares para que sucediera”, escribió.

Su pequeña ayuda consistía en 1500 dólares por invitado, además de que la dama de honor había prometido darle 5 mil dólares, y los padres del novio otros 3 mil.

“Fuimos CLAROS. Si no podrías contribuir, no eras invitado a nuestra exclusiva boda”, escribió la novia.

Solo ocho personas respondieron y enviaron el cheque, lo cual la hizo enfurecer. Ah, y su dama de honor pronto se retiró también, sugiriéndole a la novia que se apegará a su presupuesto inicial.

Ella solo pensó: “¡¿Cómo alguien que me ofreció MILES DE MALDITOS DÓLARES me niega el dinero prometido y luego me dice que cambie mi presupuesto?!”

Como último recurso, los novios crearon una página de GoFundMe solo para recibir 250 dólares, entonces su novio sugirió una boda rápida y sencilla en Las Vegas.

Resultado de imagen para boda arruinada

El error más grave de su vida. “¿Cómo ella iba a casarse en un lugar de alcohólicos, prostitutas y adictos a las apuestas?”

El novio comenzó a salir más y más, y según ella, quizá incluso le fue infiel. Entonces todo se terminó. Ella, cuenta, solo quería ser una Kardashian por un día.

Todo esto contado con muchos insultos para todos sus amigos y familiares que no quisieron darle dinero para hacer su sueño realidad.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios