Candidata de Redes Sociales Progresistas denuncia haber estado cautiva cinco días en un hotel

110

Isla Mujeres.- María de los Ángeles Novelo Torres, candidata de Redes Sociales Progresistas a la presidencia municipal de Isla Mujeres, reveló este miércoles  que estuvo privada de su libertad en un hotel de Cancún durante cinco días, inicialmente con engaños y al final con amenazas de violencia, por parte de su propio coordinador de campaña, Abelardo Conde.

Durante una entrevista, previo a su cierre de campaña, la aspirante lamentó que desde que inició el actual proceso ella ha sido víctima de amenazas y agresiones, incluido el asesinato de su suplente, lo que entorpeció su campaña.

“Voy tercera, pero sin tantos obstáculos, sería la puntera”, subrayó.

En ese sentido, lamentó que la dirigencia estatal del RSP le envió unos abogados que se “infiltraron” en su equipo y que aparentemente ahora están en MORENA.

Indicó que a causa de ellos, no pudo acudir al debate del Ieqroo, después enterándose que recibieron una fuerte cantidad de dinero por ello de un supuesto alto funcionario, recursos que ella asegura jamás vio.

“Nos amenazaron de muerte a todos, que teníamos que hacer todo lo que decían, no ir al debate, no andar apareciendo”, aseguró.

Aclaró que ella no le llamaría secuestro a lo ocurrido, pues no la amarraron, pero sí la tenían cautiva en este hotel con base en engaños y al final sí se pusieron violentos, pues incluso en una ocasión le quisieron pegar.

Hay testigos, añadió, que afirman que Abelardo Conde dijo que la candidata ya no regresaría más a Isla Mujeres.

Explicó que después de cinco días, ellos finalmente la liberaron, aunque le advirtieron que no estuviera haciendo campaña muy notoria.  Fue entonces que descubrió que su coordinador de campaña, quien también es el representante ante el Ieqroo, no realizó ninguna gestión ante esta instancia para inscribir a los representantes de casilla, y al parecer se llevó toda la estructura que tenían para la elección, por lo que ahora están creando sus propias listas para tener gente en las mesas el día de la elección.

La abanderada señaló que esta situación fue hecha del conocimiento de la dirigente estatal, Lorena Ribbón, quien no le hizo caso.

“Le dije que era algo muy serio, que nos habían traicionado, pero no me hizo caso. Nunca me ha hecho caso, no sé para qué me quería de candidata”, lamentó.