José María Morelos.- En palapas que no los cubren cuando hay lluvia es donde toman clases tres grupos del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) 21 de Dziuché. Esta carencia se una a la de la ciclovía, que obliga a que cada mañana los jóvenes se arriesguen a sufrir un accidente al ir a la escuela, como ya ha pasado con dos alumnos. Padres piden apoyos para que se puedan construir las tres aulas que faltan.

“Ojalá y con el apoyo del gobernador se hagan las aulas que necesitan los alumnos; vean las condiciones en que están, por dónde tienen que pasar; cuando hay lluvia mi nieta llega con los zapatos bien mojados, las calcetas todas mugrosas; nos da tristeza ver en qué condiciones y no es solo ella, la mayoría de los muchachos; ojalá pudieran hacer algo; son tres grupos así”, lamentó en entrevista Lizbeth Sosa Ramos, abuela de una de las estudiantes.

Esta situación ocurre desde el año pasado; esos grupos cuando fueron de nuevo ingreso estudiaron en otras palapas y ahora para este segundo año se construyeron las que actualmente ocupan.

“Los padres de familia aportaron, el ejido también dio guano, para que se pudieran hacer estas palapas”, explicó.

Reitera que lo peor es cuando hay lluvia, porque los alumnos se mojan los zapatos y además el agua traspasa los techos de guano. Aunque ya echaron un poco de cemento para que puedan pasar por ese camino los alumnos.

Concluyó diciendo que son más de 60 los alumnos afectados.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios