José María Morelos.- Un niño morelense se desvaneció de pronto en su escuela la semana pasada; desde entonces permanece en coma en la clínica del ISSSTE de Chetumal, donde los doctores ya lo desahuciaron, incluso pidiéndole a su madre que done sus órganos; sin embargo, ella se queja que no le han hecho ni un estudio y exige que se le traslade a Mérida, donde hay especialistas.

“Pasamos a hablar con la directora y se niega a trasladar a mi hijo a Mérida; aquí no cuentan con ningún especialista para que le realicen los estudios necesarios; desde que lo ingresamos el viernes, no le han hecho ningún estudio. Los médicos y el pediatra me pidieron que done los órganos de mi hijo, porque no hay nada qué hacer”, dijo al borde de las lágrimas Madga Naal, la madre del menor, en entrevista.

El pequeño en cuestión es Jared Emmanuel Peraza Naal, quien al parecer se desvaneció y fue hallado inconsciente en los baños de su escuela “Benito Juárez”. Luego de este incidente se le trasladó a la capital.

Lo que la afligida madre pide es que su hijo sea trasladado al ISSSTE de Mérida, algo que el personal de la clínica se niega, al argumentar que no hay nada que pueda salvar a su hijo.

La madre se resiste a dejar de luchar por su hijo y por eso hace esta denuncia pública para ver si puede obtener apoyo de alguna autoridad.

A manera de apoyo algunas personas de la localidad morelense han organizado una venta de bazar y algunas rifas para ayudarles a juntar recursos que les permiten realizar el traslado al vecino estado de Yucatán.