José María Morelos.- Jóvenes de las localidades de Othón P. Blanco y Sabán se reunieron a las afueras del Palacio Municipal, un día después que se denunciara que una persona cobraba 200 pesos por afiliar a personas a los programas federales, además de quedarse con 600 pesos mensuales. Allí, cerca de 30 aceptaron que sí acordaron este pago, pero para que técnicos acudan a sus comunidades a capacitarlos.

“Ese trato se hizo en forma grupal, porque estamos a 38 kilómetros de (José María) Morelos y viajar hasta acá no se nos hace barato; preferimos pagar a un técnico que nos lleve los cursos allá”, declaró Niurka Patricia Montiel Hernández, una de las jóvenes inscritas al programa federal.

Según ella, esta persona les prometió entregarles semillas para que tengan sus hortalizas, así como apicultura.

La mujer dijo que, al ver las acusaciones de corrupción, por el pago para su afiliación, temieron que queden fuera del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, por lo que acudieron hasta la cabecera municipal para aclarar los hechos.

Comenta que si hay comunidades que no están de acuerdo, que ellos busquen sus propias alternativas para organizarse.

Los 200 pesos que todos pagaron, indicó, no fue para la inscripción, sino para que el técnico acuda el 5 de febrero, cuando reciban su dinero, para que les dé la capacitación.
“No nos cobraron, nosotros acordamos pagar eso y en otros lugares eso se está volviendo una confusión”, afirmó.

Explica además para qué se destinarán esos 600 pesos al mes que acordaron entregar a los técnicos.

“200 son para nuestros insumos, mensualmente nos van a dar semillas, plantas, fertilizantes; 200 para que el técnico llegue hasta allá y no tengas que salir Durante ese mes, y los otros 200 para que ellos se encarguen de subir la información, escanear, sacar copias. Todos en la comunidad estuvimos de acuerdo y estamos de acuerdo”, sentencia.

Señala que incluso ya comenzaron a limpiar en donde van a sembrar sus huertos y los de apicultura también están acondicionado sus espacios. Y por eso decidieron llevar a los técnicos a sus comunidades, pues venir a la cabecera les representaría un gasto de 100 pesos diarios y solo en ello se les iría la beca.

Afirman que esto les permitirá autoemplearse, pues ya hasta empezaron a buscar posibles compradores de sus cultivos. Por ejemplo, ya conocieron a alguien que paga 300 pesos la caja de berenjena.

También te puede interesar: Denuncian cobros por inscribirse a programas de AMLO

Concluye mencionando que ya hablaron con las autoridades para explicar la situación y que también lo harán con la gente de la consultora, para que no haya malentendidos.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios