Laboran 20% de los informales fuera de empresas

Se necesita que el gobierno haga esfuerzos para reducir la situación, para aumentar la tasa de formalidad.

De los 381 mil 680 trabajadores que están en la informalidad, 20% lo hacen sin estar en un establecimiento, lo que reduce la posibilidad de contar con prestaciones laborales.

La entidad tiene una tasa alta de empleados bajo dicha forma y que para la consultora ARegional es necesario que el gobierno haga esfuerzos por ejecutar políticas que reduzcan la situación, ya que esto llevaría a que aumentarán la tasa de formalidad.

Hasta el primer trimestre de 2015, 52% de la población ocupada estaba sin un contrato que le diera la oportunidad de contar con seguridad social, pago de aguinaldo, utilidades y que genere una antigüedad.

Quintana Roo en los últimos cinco años, ha disminuido 4.7% la tasa que lo ubican entre los ocho que más esfuerzos ha realizado en disminuirlas, de acuerdo con una evaluación de la informalidad y el impacto en las Entidades Federativas, realizada por AR.

“Con el avance logrado, al menos 29 mil trabajadores pasaron a la formalidad, aunque aún se deben ocuparse para trasladar a 381 mil personas”.

En conjunto con la entidad, Querétaro y Tamaulipas deben redoblar esfuerzos para trasladar los comercios móviles en fijos, de esta manera la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) podría realizar operativos para que la empresa dé a los empleados las prestaciones que marcan la ley.

La STyPS realiza visitas de inspección en los centros laborales, de encontrar personas sin contrato, sensibilizan al patrón para que dé a sus subordinados sobre todo seguridad social y prestaciones, de no hacerlo las multas ascienden hasta 68 mil pesos.

En segundo lugar para incentivar la formalidad  se encuentra la falta de contabilidad dentro de las unidades económicas, que aunque en menor proporción afecta al trabajador.

Guanajuato, Tabasco, Quintana Roo, Aguascalientes y Tamaulipas del 2010 al 2015 registraron las más importantes mejoras para elevar la informalidad en tasas mayores al 3.5%.