Manipulando, presunto líder de la mafia rumana Florian Tudor, busca limpiar su imagen

301
Florian Tudor ha iniciado una campaña en los medios de su país para intentar limpiar su nombre; al mismo tiempo salen más historias contra él
Florian Tudor ha iniciado una campaña en los medios de su país para intentar limpiar su nombre; al mismo tiempo salen más historias contra él

Florian Tudor ha emprendido una campaña en medios de comunicación de su país natal, Rumania. Al parecer busca limpiar su imagen, luego de que al parecer fue ignorado por medios mexicanos, a los que pidió espacio para contar su versión de los hechos, en la que se dice víctima. 

El conocido como “Tiburón Rumano” se ha valido incluso de la manipulación de imágenes en los noticiarios de televisión de Rumania. Ha denunciado los supuestos abusos contra cerca de 200 turistas que quedaron varados durante un tiempo en el Aeropuerto de Cancún, hecho que ya ha sido explicado y resuelto.

Pero esta situación le ha servido a Florian Tudor para hablar de la corrupción que se vive en México y de la que dice él no es más que una víctima. Se dice además inocente de todos los delitos de los que ha sido acusado, como clonación de tarjetas, lavado de dinero y hasta trata de personas, entre otros.

Sin embargo el historial de Florian Tudor incluye escabrosos momentos, tanto en México como en su natal Rumania.

Sobresale una historia donde una niña fue secuestrada en 2015 por órdenes del líder mafia rumana, en represalia porque el padre de la entonces menor de 14 años se negó a venderle a Tudor unos terrenos en su natal Craiova. También se sabe de amenazas a periodistas rumanos, como la primera persona que dio a conocer sus delitos cibernéticos, quien asegura recibió amenazas de muerte, Brian Krebs.

COMO “EL CHAPO”

En diversos noticiarios y medios de Rumania a Florian Tudor lo presentan como “El ladrón de Craiova”. El “Rechinu” (tiburón) es considerado en aquella parte del mundo como la versión europea del “Chapo” Guzmán y ha emprendido desde este fin de semana una campaña de entrevistas exclusivas para infinidad de medios de comunicación que lo anuncian como el líder de un grupo criminal activo en México, y que robó decenas de millones de dólares mediante el método de clonación de tarjetas.

Esto es parte de su campaña para “limpiar” su imagen en los medios de comunicación internacional de su país natal. Y el discurso que maneja es el de una víctima de la incapaz, ineficiente y pésima justicia mexicana.

Hay canales de televisión como El Observador, que anuncia un largo reportaje sobre el “Tiburón Rumano”. Relatará historias en Craiova, donde tenía una escuela de manejo y una óptica. Luego en Italia donde hizo “varios negocios” y algunos años después se instalaría en Cancún, donde ha efectuado varios de los delitos que ya se han mencionado en repetidas ocasiones.

Te puede interesar: Acusa Florian Tudor a funcionarios de presunta corrupción; pide ayuda a AMLO

“Me gustaría que se hiciera justicia, porque aunque seamos víctimas tenemos que hablar de lo que nos está pasando y porque ya no tenemos miedo de presentar una denuncia”, dice el padre de la niña que fue secuestrada hace varios años, supuestamente por órdenes de Florian Tudor, porque su familia no quiso ceder una tierra que el “Tiburón Rumano” habría considerado suya.

Estos son solo algunas de las historias que al parecer serán contadas por los medios de Rumania, exhibiendo la crueldad y los delitos que ha cometido el líder de la mafia, el “Rechinu”. Mientras Florian Tudor busca al mismo tiempo limpiar su imagen. Esperemos qué otras revelaciones habrá sobre el pasado de este hombre que se asentó en Cancún para construir su red criminal.

Con información de Luces del Siglo.