Controlan la obesidad infantil en Solidaridad

Playa el Carmen, Quintana Roo.- En Solidaridad motivan a niños a modificar sus hábitos alimenticios para controlar la obesidad infantil.

En Playa del Carmen se continúa con el combate de la obesidad infantil. Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, el territorio nacional, tres de cada 10 niños viven con exceso de peso.

En diálogo con  Armando de la Rosa, médico del Hospital General explica que se mantuvo los porcentajes de obesidad infantil en los últimos años.

“La parte de nuestro trabajo no sólo es tratar a un niño obeso, es tratar a la familia. Casi siempre, el paciente no es el único que padece la enfermedad, sino varios  integrantes del hogar. La gente piensa que tenemos que alimentar a menores para llenarlos y no es así, tenemos que nutrirlos y cubrir las necesidades de acuerdo a la etapa biológica”, comentó el médico.

Programa Niño Sano

Sin embargo, el inicio de la dieta no es fácil. Existe un programa Niños Sanos en Solidaridad, estos programas son totalmente gratuitos en todos los centros de salud. Pueden asistir cualquier persona que tenga o no servicio de salud.

“El programa incluye la atención médica para hacer el diagnóstico tanto del estado nutricional como de las complicaciones, de ahí reciben apoyo sicológico porque muchos de nuestros pacientes tienen ansiedad, algunos con depresión”, argumentó el doctor del Hospital General, Armando de la Rosa.

Los pacientes se sienten confundidos y atacados por los cambios de hábitos alimenticios, por los que el tratamiento se acompaña de pláticas con psicólogos.

Alimentos en las escuelas

Por otro lado, los niños consumen mucha bebida endulzante y frituras como los snacks. De la Rosa explicó que se debe a la mala alimentación en las escuelas por el consumo de empanadas, espaguetis y tortas de jamón.

También te puede interesar: “A las niñas gordas nadie las quiere”, dice “El Bronco” a padres; pide combatir obesidad con la verdad

Obesidad en el hogar

“Muchos pacientes derivan de problemas psicológicos, numerosos casos, los padres quieren suplir el tiempo con llevarlos a comer pizzas y eso le genera este problema, otros comen por ansiedad. Le acostumbran a comer de más, pero no es así, porque tienen mayor predisposición a enfermedades tipo metabólicos, la diabetes, hipertensión y dislipidemias”, dijo De la Rosa.

Se mantienen los niveles, sin embargo se expone que hay una mal nutrición, es decir no reciben los nutrientes adecuados, de cantidad suficiente para tener un desarrollo integro, físico y psicosocial.