Playa del Carmen, Quintana Roo.-  La madre de Vianca Moreno Labastida, la joven asesinada brutalmente el pasado 21 de febrero en Playa del Carmen, exige justicia a las autoridades.

Asimismo, Bianca Yesenia Labastida Contreras reclama a la Fiscalía General del Estado justicia por el asesinato de su única hija en el fraccionamiento Bosque Real de Playa del Carmen.

“Ha pasado nueve meses desde este crimen y todavía no hay avances por parte de la Fiscalía del estado”, subrayó.

Por otra parte, la fiscalía que llevaba el caso se cambió a Cancún y el nuevo personal desconoce del expediente.

“Siempre se pierden información del celular de mi hija, de las declaraciones y además todos están amenazados, todos tienen miedo”, expresó la madre.

Sin embargo, recordó que vecinos vieron a un hombre salir del domicilio de su hija, después de haber sido asesinada, pero no hay testigos por aprensión.

Por otro lado, la madre señaló que actualmente ninguna autoridad local la apoya, como sucedía cuando Cristina Torres, era presidenta municipal.

Aseguró que la Fiscalía cambió a la responsable de investigar los feminicidios, esto provocó que las indagatorias estén detenidas y eso incita un caso más de impunidad en Quintana Roo.

Al respecto, Bianca Yesenia Labastida Contreras, hizo un llamado a las autoridades para que brinden mayor seguridad a todos los ciudadanos, pero exclusivamente a las mujeres, quienes son más vulnerables.

Además, la madre marchó junto a otras madres de víctimas de feminicidios, el pasado domingo 11 de noviembre en la Quinta Avenida hasta el Municipio de Solidaridad.

“No voy a parar hasta las últimas consecuencia, voy a seguir luchando hasta encontrar el asesino de mi hija”, ratificó.

También te puede interesar:  Mujer asesinada en un bar de Solidaridad

Crimen de Vianca

Vianca Moreno fue atacada en su domicilio de Playa del Carmen alrededor de las 21 horas del pasado 21 de febrero. La joven falleció momentos después de ser ingresada en el Hospital General debido al traumatismo craneoencefálico que le ocasionaron sus agresores. Según una de las amigas de la víctima, Vianca fue encontrada por su compañera de piso con la cara y el cráneo destrozado. Su coche estaba estacionado fuera de su casa, la cerradura no estaba forzada y no habían robado nada.