Sac Tun, el ex Calica, hace peligrar minería milenaria en la Riviera Maya

290

En su afán de continuar la actividad minera en el municipio de Solidaridad, la empresa Calizas Industriales del Carmen (Calica) hoy llamada Sac Tun, podría poner en riesgo la recopilación de datos que ayuden a comprender más la manera en que vivieron los primeros hombres en esta región, así como sus actividades.

Y es que, como ha dado a conocer recientemente el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como el Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo A.C. (CINDAQ), hay por lo menos tres sistemas de ríos subterráneos donde encontraron pruebas de la actividad minera que el hombre desarrolló hace más de 10 mil años.

Estas exploraciones, apenas son el principio de algo muy importante, en sitios que se encuentran no muy lejos de la zona que SAC TUN pretende explotar. No hay que olvidar, para ello, la solicitud que hicieron desde hace más de cinco años al Comité del Programa de Ordenamiento Ecológico Local para continuar la extracción de caliza en los terrenos denominados “La Adelita” y “El Corchalito”.

LA HISTORIA NEGRA DE CALICA

En enero del 2019, cabe destacar, la compañía estadounidense Legacy Vulcan presentó una demanda de arbitraje de inversiones contra México en relación con sus inversiones en yacimientos de piedra caliza, específicamente en esta zona de Quintana Roo.

La filial norteamericana de SAC TUN acusa a México ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) de causarle pérdidas sustanciales e impedir la operación normal de sus inversiones.

La cantidad que reclaman por esto, supera los 500 millones de dólares, según un comunicado de principios de noviembre hecho por el Gobierno de México.

El conflicto que expresa Legacy Vulcan tiene que ver con un yacimiento de extracción de piedra caliza que se exporta a Estados Unidos y provee de materiales de construcción y desarrollo portuario.

Y acusa de sustituir de forma arbitraria en 2009 el Programa de Ordenamiento Ecológico (POEL) del Corredor Cancún-Tulum prohibiendo extracciones en La Adelita y El Corchalito. No hay que olvidar que la actualización del POEL se encuentra en stand by desde la época de Mauricio Góngora Escalante, que es cuando anunciaron sus intenciones.

Según SAC TUN, ellos firmaron un memorando de Entendimiento para modificar a través de una enmienda el POEL de 2009 que no se cumplió; asimismo, en lo referente al conflicto por El Corchalito, Legacy Vulcan acusa de expropiación a México.

LOS RIESGOS DE PERMITIR SU MINERÍA

Independientemente de los argumentos de SAC TUN Y Legacy Vulcan, hay que mencionar que, de acuerdo a la Mediateca del INAH, “el complejo de CALICA incluía cenotes de agua dulce y salada. Los más importantes eran el Kaahú Hum y el Yikliil Cab, en el primero se encuentran alineamientos que se distribuyen formando solares en torno al cenote, además de esto incluye un complejo de plataforma habitacional denominado “Grupo cenote.”

Mientras que en el Cenote Yikliil Cab no se construyeron albarradas que lo seccionaran o delimitaran. Esto muestra una forma de controlar el acceso al agua dulce, el primero, posiblemente, destinado a los grupos privilegiados, mientras que el segundo canalizaba aguas para uso común. El patrón de asentamiento de este sitio se caracteriza por una compleja red de albarradas o muros de piedra caliza acomodada y consolidada en seco que delimitan los solares, algunos incluyen plataformas y estructuras habitacionales sin construcciones”.

Y destaca, “en este territorio las aguadas y las cavernas son muy abundantes, desde simples cuevas hasta sistemas subterráneos de varios kilómetros”.

Es decir, no sólo hay evidencias del pasado prehispánico, podría haber más evidencias del pasado prehistórico que, de permitirles la extracción de más material, terminarían por destruirlas.

Hay que agregar a esto último que el CINDAQ en el estudio publicado en la revista Science Advances, señala que:

“El conocimiento, el tiempo y el esfuerzo evidentes en el proceso de prospección y extracción, y la distancia que la gente viajó a los sistemas de cuevas Sagitario y Camilo para comenzar a encontrar ocres desde hace 12 mil años, demuestra que esta no era la primera vez que la gente extraía ocre en Quintana Roo. Ya estaban familiarizados con el potencial de recursos de las cuevas y habían estado buscando activamente ocre allí. La muerte de Naia hace 12.800 años, la joven que se encuentra en Hoyo Negro, a una distancia de penetración de 600 m dentro de un sistema de túneles, indica que la exploración de cuevas, y tal vez la extracción de ocre, comenzaron en Quintana Roo poco después de que los primeros humanos llegaron a la península de Yucatán. Según la evidencia que tenemos hasta ahora, esta actividad parece haber cesado en alrededor de 10,000 antes de esta era, al menos en La Mina, Camilo Mina y Polvo de Mono, mucho antes de que el aumento del nivel del mar sumergiera los depósitos ocres. Esta actividad puede haber persistido por más tiempo en otras cuevas, como Chan Hol, donde posiblemente se informan concentraciones antropogénicas de carbón vegetal hasta la fecha entre 8 y 7 ka (24). Sin embargo, la extracción de cuevas paleoindias no se ha informado previamente, ni en Yucatán ni en ningún otro lugar de las Américas”.

También te puede interesar: Descubren restos de minería de 10 a 12 mil de antigüedad en Quintana Roo 

“El sitio prístino de La Mina nos ha alertado sobre la actividad minera en las cuevas sumergidas, y Polvo de Mono y Camilo Mina lo han confirmado. Ahora que nos alertan sobre la minería ocre subterránea y sus firmas arqueológicas, seguramente se realizarán descubrimientos adicionales en los casi 2000 km de sistemas de cuevas conocidos, que aclararán el proceso y la cronología de la minería ocre paleoindia en Quintana Roo”.

Dentro de estos 2 mil kilómetros se encuentran los cenotes y red de ríos subterráneos que SAC TUN ´pretende explotar.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO