Vivirán las Diablillas de Hondzonot en un mural en Playa del Carmen

Playa del Carmen, Quintana Roo.-Ellas han roto con los estigmas en torno a las mujeres en su comunidad y han demostrado que pueden jugar sóftbol con toda la pasión deportiva y portando con orgullo su huipil. Por eso y más, las Diablillas de Hondzonot vivirán en un mural en Playa del Carmen, plasmadas por el corazón y manos del colectivo de arte urbano Pinta o Muere.

Para Quinta Fuerza, Rirchard Conde, fundador del Colectivo Pinta o Muere informó que con gran entusiasmo preparan este mural que podría ubicarse en Avenida 115 con Av. Colosio aunque aún están afinando detalles. “Son 18 Diablillas y la idea es pintar a todas en un mural. Ya estamos haciendo el bosquejo y el render de la pared. Vimos varias opciones y ahora estamos en pláticas con Aguakan para ver si nos puede donar un cárcamo porque cumple con la dimensión que requerimos como artistas para llevar a cabo el trabajo, pues tiene varios rostros y queremos diseñar algo fluido, por eso necesitamos un espacio grande”.

“A la empresa Aguakan ya le hemos solicitado varios cárcamos como el que está en La Toscana en Paseo de Toledo y ya nos lo otorgaron. Son espacios que queremos recuperar a base de arte y trabajar en los temas del colectivo que son cultura y tradiciones. Entonces el tema de Las Diablillas es parte de eso”, señaló.

Igualmente están en busca de patrocinios para la pintura de este mural. “Estamos trabajando en el tema de patrocinios. Buscamos personas o ciudadanos que quieran colaborar. Ya platicamos con varios pero todavía no está concreto, seguimos como siempre tocando puertas con gente que le gusta el deporte”.

Además de pintar el mural, Pinta o Muere busca que cuando esté listo, las Diablillas pueden visitarlo, por lo que requerirán patrocinio para transportar al equipo femenil desde su comunidad, para que vean con sus propios ojos el trabajo artístico que las honra.

Para este colectivo el mural es muy imporante porque con él le dan voz a varios sectores. “Ellas juegan con su huipil, descalzas. Para mí es impresionante ver cómo aguantan esas carreras con los pies desnudos. Entonces hacer este mural también es una apoyo moral para ellas como mujeres que rompen esquemas. Como colectivo las apoyamos porque se dispusieron a quebrar estereotipos y por eso levantamos la mano en lo que podamos apoyarlas; les mandamos a hacer unas gorras y aunque no tenemos dinero, siempre buscamos la forma de dar algo emblemático y así poder estar con ellas”.

Richard Conde comentó además que el propio colectivo participa en integrar mujeres a sus proyectos, como Camila, que ahora se encarga del diseño y está trabajando mucho en la propuesta.

Una historia de fraternidad

El artista urbano compartió con Quinta Fuerza, por qué decidió hacer este mural. “Con las Diablillas van tres veces que convivo. La primera vez tuve la oportunidad de conocer su pueblo y ver a algunas. La segunda vez conocí al equipo completo porque la primera vez no estaba la capitana y algo que me gusta de ellas es que tienen que estar todas con su líder para tomar una decisión. Platicamos, les pinté una piedra del campo donde entrenan y les hice un bola de sóftbol con su nombre. De ahí comenzó a existir una buena energía y amistad con ellas”.

Richard Conde estuvo en su práctica, asistió a un partido, aunque para visitarlas es largo el camino. “Son dos horas de Playa del Carmen hasta su comunidad pero no se me hace pesado porque la actividad y vibra que siento al estar allá donde no hay internet, es más humano. Me gusta como te escapas de la rutina y platicar con ellas”.

Inclusive algunas Diablillas ya portan en su piel tatuajes hechos por Richar Conde al final del partido, artista que fue consentido por las jugadoras en convivencia con sus familias. “Cuando me pidieron que las tatuara, para mí fue un gran orgullo trabajar por un movimiento de esa índole, que mis tatuajes sean parte de su piel y de su vida”.

“Además, se me hizo importante hacerles de parte de Pinta o Muere, un reconocimiento y la forma como lo hacemos nosotros es con mural. Queremos traerlas de allás hasta acá con el mural y es algo que a ambas partes nos interesó hacer para honrarlas”. señaló.

Romper estigmas

Rirchar Conde explicó que fue increíble para él conocer las historias de las Diablillas y cómo han roto estigmas. “Algunas personas del pueblo o los hombres pensaban mal de ellas porque jugaban y se quejaban según sus creencias de que ‘la mujer se volvió rebelde’, que ‘ya no quiere estar en su casa’. En juntas ejidales decían que la mujer ya se había echado a perder porque no estaban haciendo lo que tenía que hacer como marca el régimen social, como estar en casa y atender al hombre, a los hijos”.

“Ellas a las cuatro de la tarde se desprenden del hogar y se juntan en su campo y se ponen a entrenar. Si tienen partido lo juegan. Es algo súper chido porque además el pueblo las veía como que hacían algo mal y de ahí salió el nombre de Diablillas, porque ellas se salían del esquema”, dijo el entrevistado.

También te puede interesar: Restauran el mural “Regalo de las Musas” del Teatro de la Ciudad

Para el artista, ellas son un ejemplo, pues rompen con el machismo, solo tomaron el bat y entrenan.

Mientras tanto, Pinta o Muere, que abrió paso a la llegada de más artistas a la ciudad, sigue trabajando duro llenando de murales Playa del Carmen y cumpliendo su misión de ver hacer de los muros grises o sin vida,arte puro para la comunidad y los turistas.