Practican sexo libre y no usan tapabocas en la comuna de hippies instalada en España

258

Los miembros de esta histórica comuna hippie viven desnudos, practicando sexo libre y sin medidas sanitarias cuando aún hay pandemia.

Se trata de la Familia Arcoiris y ni siquiera la pandemia pudo frenar que el mes pasado se instalara en La Rioja, una provincia del norte de España famosa por sus bodegas de vino.

En dicho lugar los miembros de esta histórica comuna hippie viven desnudos, practicando sexo libre y sin medidas sanitarias cuando aún hay pandemia.

“Vivimos una experiencia llena de mucho amor, de información, de presencia de las naves”, dijo una integrante de este encuentro a la prensa.

“El miedo disminuye porque conforme nos juntamos nos vamos sintiendo uno”, señaló otra.

Según describen medios locales, el Encuentro arcoíris congregado en la Sierra de la Demanda vive sin normas sociales ni de higiene.

Cocinan sus alimentos, hacen yoga, cantan en fiestas y se pasean desnudos, no obstante el hecho de que hay varios menores de edad entre ellos.

Autoridades en alerta por el ‘fuego sagrado’ de los hippies

Además de la pandemia, la principal preocupación de los autoridades locales son las grandes fogatas que los ‘hippies’ llaman su ‘fuego sagrado’, pues encender fuegos en terrenos forestales está prohibido en La Rioja.

Más allá de la posibilidad de que detonen un incendio forestal en “una de las zonas más vírgenes y salvajes de la comunidad”, está la preocupación de que esta gente “perturbe a la fauna de la zona”.

No sabemos de dónde han salido”, dijo un habitante de la zona a un medio local. Entre sus integrantes hay “portugueses, alemanes, holandeses y de otros países”.

Sin embargo, las autoridades locales por el momento carecen de motivos para desalojar a los comuneros temporales, ya que no hay denuncias. Resulta más fácil sería permitir que realicen sus actividades, porque estiman que su rito de comunión concluye la semana entrante, de acuerdo al ciclo de la Luna que rige su comportamiento.

Los Encuentro arcoíris o Rainbow Gatherings, tienen su origen en Estados Unidos, a inicios de los 70, cuando algunos anarquistas anhelaron fundar una comunidad que le de la espalda al capitalismo y al consumismo, libre de productos químicos y aparatos electrónicos.

“Su proceder no es sectario como tal, pero tienen un proceder negacionista, niegan la mayor, cualquier tipo de procedimiento de vacuna y en el tema de la higiene es temerario”, explicaron autoridades.

También los medios españoles resaltaron que estos grupos son ajenos a los protocolos sanitarios que deberían implementarse para reducir los riesgos de contagio de covid. Aunque están en espacios al aire libre, hay mucho contacto físico y nadie usa cubrebocas.