Rescata gobierno de Quintana Roo 9 millones de pesos para atención médica

unidad movil 16062017

PLAYA DEL CARMEN, MX.- El Gobierno del Estado de Quintana Roo, a través de la Secretaría de Salud rescató un presupuesto federal de 8 millones 985 mil 860 pesos, que fue destinado en el ejercicio fiscal del 2016 para la operación del programa “Fortalecimiento a la Atención Médica”.

No fueron utilizados en su momento

Este fondo, no fue aplicado por el gobierno de Roberto Borge Angulo, por lo que el actual tuvo que negociar un convenio modificatorio a fin de recuperarlos.

Y es que, de acuerdo a las reglas de operación, ese monto debió aplicarse antes del 31 de diciembre del 2016, para no ser redireccionados a otra entidad.

En enero del 2016, la Secretaría Federal de Salud, autorizó un primer monto por 4 millones 879 mil 763.04 pesos para dicho programa, para cubrir específicamente los gastos de  operación de 13 unidades médicas móviles y del aseguramiento de las mismas, así como de sus ocupantes.

En julio del 2016, antes de concluir su mandato, Borge Angulo hizo un convenio modificatorio y logró una partida extra, destinándose un total de 7 millones 197 mil 144.56 pesos, para cumplir con los objetivos del programa en cuestión.

Sin embargo, jamás se aplicaron los recursos por lo que al asumir la gubernatura Carlos Joaquín González, la secretaria de Salud, Alejandra Aguirre Crespo; y el secretario de Planeación y Finanzas, Juan Vergara Fernández, buscaron un nuevo acuerdo.

Gracias a esto, la Federación aceptó dar continuidad a la ejecución, y estableciendo un nuevo monto por casi 9 millones de pesos.

Entre las cláusulas, el gobierno estatal se comprometió a respetar el destino de los recursos, es decir aplicarlos exclusivamente para la operación de las 13 Unidades Médicas Móviles y el seguro.

También te puede interesar: 200 personas beneficiadas de brigada “ Salud en tu colonia “

También, se comprometieron a presentar constantes informes para comprobar que el monto en cuestión se está ejerciendo. De no hacerlo, el gobierno federal podría reintegrarlos a su erario.