Cancún.- Con una manta firmada por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) y que hoy apareció colgada a las afueras de la clínica del IMSS de la avenida Cobá de Cancún, en la que se denuncia la falta de personal, infraestructura e insumos en la institución, marcaron el Día del Trabajo en el Hospital General de Zona Número 3.

“Estimado derechohabiente: los trabajadores del Hospital General Zona 3 lamentamos las deficiencias que existen en la atención de nuestros pacientes, derivado de la falta de personal, infraestructura y de insumos”, se lee en el mensaje.

La crítica del sindicato a la institución surge en momentos en que se constituyó otro sindicato rival, supuestamente “democrático” y más cercano a la disidencia dentro del IMSS.

Pero mientras estos trabajadores se quejaban por la falta de recursos, los derechohabientes se quejan del personal, del cual reciben, independientemente de las carencias, malos tratos, lo que dicen, incluso los orilla a preferir pagar un doctor particular.

“Mi queja es que trajimos a mi cuñado desde el día 28 y no lo habían atendido; subimos a hablar con el director y nos quiso atender; hablamos con el subdirector que muy amable sí nos quiso atender y de inmediato lo pasaron; pero si no hablamos, no lo pasan”, denunció el familiar de un paciente.

Su cuñado tiene una úlcera inflamada y ha estado con puro suero desde el 28, no ha podido comer nada, y quieren una solución pronta.

“Vivimos hasta Tres Reyes y no hay carro que nos que a las cuatro, cinco o seis de la mañana; no es justo; como le dije al director: nos descuentan de nuestro sueldo y con ese dinero es para que recibamos un trato digno, aunque él dice que nomás tienen dos doctores”, detalló.

Pide que, si la gente del IMSS no quiere hacer su “chamba” de buena gana, que entonces contraten quienes sí quieran venir a hacerla, porque “es inhumano lo que hacen”.

“Tienen mal servicio; siempre que llegas a urgencias te hacen esperar; medicamentos nunca los hay; el trato hacia nosotros es pésimo; las chicas que están ahí nomás están con el celular, y les preguntas algo y te dicen ahorita; el buen trato debe ser por respeto y educación”, lamentó en entrevista otra derechohabiente.

Cuenta que su primo lleva 15 días internado y apenas lo van a operar.

“No importa que fuera un lugar pequeño, con tal que el trato fuera bueno; a veces por el mismo trato la gente prefiere pagar un particular o ir a los Similares con tal de no tener que venir al IMSS y ver malas caras o que te digan que no hay medicamento; la gente viene por necesidad y no por gusto”, sentenció.