‘TRAJE A LA MEDIDA’ PARA CALICA

Retiene filial de empresa de EU concesión de la terminal portuaria de Punta Venado por 50 años y va por más

La empresa Calizas Industriales del Carmen S.A. de C.V. (Calica), la mayor exportadora a Estados Unidos de arena y grava mexicana para la construcción de carreteras, logró retener la concesión por 50 años para la operación de la terminal portuaria que sirve para la carga, almacenamiento, manejo y distribución de materiales pétreos.

Con esta concesión, Calica, filial de la empresa estadounidense Vulcan Materials Company, amplía sus actividades de extracción de los recursos pétreos del país, por lo que extraña que ni las autoridades estatales ni municipales se opusieron a esta concesión que traerá la destrucción de toda la flora y redes de acuíferas de más de mil 251 hectáreas de selva consideradas zonas de conservación, denunció Aracely Domínguez presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (Gema).

La terminal se localiza a la altura del kilómetro 282+600 de la carretera Chetumal-Cancún, dentro del recinto portuario de Punta Venado, Municipio de Cozumel.

De acuerdo a la ambientalista, la empresa ha solicitado la modificación al Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) del municipio de Solidaridad y las Unidades de Gestión Ambiental de los predios “La Adelita” y “El Corchalito” para la explotación y extracción de material pétreo por encima y por debajo del manto freático.

Lo que podría ser “un traje a la medida para que Calica, considerada 100 por ciento depredadora del medio ambiente, emprenda su devastación de toda la flora de ese lugar provocando el desplazamiento sin precedentes de la fauna, así como la pérdida de redes subterráneas de ríos, posibles reservas de vestigios arqueológicos que podrían ser patrimonio invaluable para la humanidad, como los encontrados en el Hoyo Negro”, alertó.

De acuerdo a lo publicado el pasado 26 de agosto en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se trata de la cuarta modificación respecto del Título de Concesión otorgado en favor de la empresa Calica, con el que se les otorgó un periodo adicional de hasta 13 años, más el remanente del plazo de la concesión, será hasta el año 2037 cuando dejen de extraer todo el material pétreo de la zona.

Este beneficio otorgado por la SCT es a pesar de que está vigente un proceso de la declaración de nulidad de la concesión anterior, promovido ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa por el incumplimiento de los convenios de concesión y las quejas de impacto ambiental.

El ex senador del PAN, Wadi Amar ShabShab, uno de los impulsores para la revocación de la concesión, dijo que a casi 30 años de distancia, la comunidad de Cozumel aún sigue esperando el cumplimiento total de los puntos de acuerdo originales del convenio de concesión.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios