Una entrañable carta a Alexia Fernanda, ciclista arrollada y fallecida junto a su papá

Foto: Su nombre era Alexia Fernanda Ordóñez Mejía y además de ser una promesa del ciclismo nacional, era una joven muy querida por la comunidad, que al conocer la terrible noticia de su fallecimiento junto a su padre, también querido deportista, Emilio Ordóñez Amador, lamentó profundamente su partida que además deja clara la inseguridad y peligros de una comunidad para la que acceder a un permiso de conducir es como respirar y manejar en estado de ebriedad, es un delito que pasa desapercibido.

Ciudad de México.-Su nombre era Alexia Fernanda Ordóñez Mejía y además de ser una promesa del ciclismo nacional, era una joven muy querida por la comunidad, que al conocer la terrible noticia de su fallecimiento junto a su padre, también querido deportista, Emilio Ordóñez Amador, lamentó profundamente su partida que además deja clara la inseguridad y peligros de una comunidad para la que acceder a un permiso de conducir es como respirar y manejar en estado de ebriedad, es un delito que pasa desapercibido.

Alexia, era estudiante de la carrera de Ingeniería Petrolera de la UNAM y vivía en la alcaldía Gustavo A. Madero en la Ciudad de México. Su madre, Cintya Mejía, informó que su hija entrenaba y circulaba ayer 4 de octubre cerca de las 7:00 am, hacia la zona de las Pirámides sobre la autopista México-Pachuca, cuando a la altura del km 17 perímetro de Ecatepec fueron embestidos por un auto. Sus cuerpos descansarán en Zacatlán de las Manzanas, Puebla, de donde eran originarios.

Muchas fueron las condolencias que recibieron los familiares de los deportistas y una la que en una carta plasmó el sentir de quien en vida fuera el novio de Alexia, el joven deportista Edgar David Cadena Martínez. “Hasta pronto mi vida. Gracias por todos esos momentos juntos, gracias por soportarme, gracias por cada risa que me sacabas, gracias por tantos momentos de alegría, estoy realmente en shock, no puedo creer que te me hayas ido, que me hayas dejado solo, me dejas tan vacío, sin ganas de nada”.

“Pero te prometo cumplir cada uno de nuestros sueños, te prometo que haremos ese refugio de perritos, te prometo que haremos nuestra casita en Zacatlán. Yo no sé si pueda cumplirte mis sueños deportivos, estoy tan destrozado que no me dan ganas de tocar la bici. Pero si lo hago, lo haré por ti, porque tú eras mi único motor para seguir adelante… Extrañaré tu hermosa sonrisa, tu divina risa, extrañaré cada que me hacías piojito, extrañaré tus besos, cada parte de ti la extrañaré como no tienes idea. Ya he llorado bastante, tanto que aunque quiera seguir llorando, ya no me salen lágrimas. Te amo tanto mi niña preciosa, gracias por ser parte de toda mi vida entera, estarás en mi corazón hasta mi último día”, dice la carta del joven que muestra el lado humano de una promesa para México, cuya vida fue truncada por al irresponsabilidad.

Por su parte, Puma mtb, equipo al que pertenecía Alexia Fernanda, publicó: “Hoy nos devastó una triste noticia, a una joven amiga y compañera puma con un futuro prometedor en el ciclismo, una futura ingeniera petrolera, quién muy temprano al lado de su papá, como ya era su rutina, salió a entrenar a la autopista México-Pachuca y les fue arrebatada la vida por un imprudente automovilista, dejando a su familia, amigos y comunidad ciclista sumidos en una inmensa tristeza, te vamos a extrañar Fernanda Ordóñez Mejía. El equipo Puma mtb deseamos que tu familia y amigos encuentren una pronta resignación Q.E.P.D“.

También te puede interesar: Muere ciclista arrollada en Tulum

Destaca que las primeras versiones de esta tragedia, señalaban que el conductor responsable de estas muertes había huido, pero, elementos de la Guardia Nacional detuvieron y presentaron ante la agencia del Ministerio Público del Centro de Justicia de San Cristóbal Ecatepec a Jonathan” N”, presunto responsable, como apunta el diario Milenio.

Jonathan, que iba en estado de ebriedad declaró presuntamente circulaba por la carretera y que esquivó el cuerpo de Emilio, que ya estaba tirado, pero no pudo esquivar el cuerpo de Alexia, al que arrastró. Del caso falta mucho qué investigar.