Luego de que se diera a conocer hace unas semanas sobre un nuevo brote de peste bubónica en China y Mongolia, ésta ya ha llegado a Estados Unidos, específicamente al estado de Colorado, donde una ardilla dio positvo a la enfermedad.

De acuerdo con CBS, las autoridades del condado de Jefferson, Colorado, confirmaron que la ardilla que capturaron el sábado pasado resultó tener peste bubónica, e incluso, señalan que este es el segundo caso, ya que otro animal de su misma especie fue contagiada hace unos días en Broomfield.

Piden cuidar mascotas

Pese a que las autoridades sanitarias de Colorado dijeron que la peste bubónica es tratable, alertaron sobre la facilidad con que se contagia. Tanto a humanos como a animales doméstico, siendo los gatos los más suceptibles a la enfermedad, ya que, al igual que los humanos, pueden contraerla por picaduras de pulgas, arañazos o mordeduras de roedores contagiados.

Asimismo, puntualizaron, que los gatos corren riesgo de morir si no reciben el tratamiento adecuado. Para el el caso de los perros, ellos no pueden ser contagiados, pero sí pueden cargar la enfermedad dentro de su pelo a través de alguna pulga infectada. Así que el riesgo es para los dueños y otros animales cerca de ellos.

Por lo anterior, los encargados de Salud en Colorado recomendaron a los dueños de mascotas estar muy pendientes del comportamiento de éstas y, a la menor sospecha, llevarlas a un veterinario para descartar peste bubónica.

Esta recomendación fue especialmente dirigida a las personas que viven cerca de lugares donde habitan animales salvajes.

Otra recomendación de las autoridades fue eliminar cualquier fuente de alimento o refugio de animales salvajes… así que, se recomienda evitar alimentar a las ardillas. Además, sugirieron llamar a plagas, por aquello de las dudas.

Con información de Sopitas.com