Luce como si fuera parte de una superproducción de ciencia ficción. Se trata de “Caparazón”, un navío que será un yate y en caso de ser necesario se vuelve también un submarino.

Esta embarcación fue ideada por la arquitecta italiana Elena Nappi, especialista en navíos.

“Caparazón” podría sumergirse hasta 300 metros y estar en el fondo del mar hasta por 10 días seguidos, asegura quien lo diseñó.

Según su creadora, estamos ante un nuevo tipo de embarcación de extremo lujo, que combina la comodidad de los yates con la privacidad que da una inmersión en aguas profundas.

Fue ideado para que aquellos con grandes fortunas puedan adquirir algo que muy pocos tienen.

Aún no se inicia su construcción, pero el diseño se tiene pensado que sea de tres niveles, incluyendo cubierta, cabinas VIP, un salón, spa, bar y gimnasio, en suma todo lo que ofrece un yate, pero con mucho mayor lujo.

Se estima que una vez listo, “Caparazón”, el yate y submarino a la vez, costará unos cientos de millones de dólares, aunque la arquitecta Nappi es realista, y dice que faltan algunos años para que esta idea suya pueda materializarse.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/quintana-roo/llegan-a-cozumel-5-cruceros-que-huyeron-de-dorian/

“Es imposible que un modelo como este pueda ser puesto en el mercado pronto”, dijo la arquitecta italiana.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios