Esta es una historia indignante que ocurrió en Tijuana, Baja California. Este hombre, un feminicida de nombre Juan acosó y mató a una mujer de nombre Marbella. Y no conforme con ello tuvo el cinismo de acudir al funeral de la joven, portando incluso una playera con la leyenda “Ni una más”.

Una vez que el hecho se dio a conocer provocó la indignación y el enojo de mucha gente, que criticaba la impunidad que se vive en México y lo poco que hacen las autoridades para brindarle justicia a las víctimas.

La historia de Marbella se recuerda desde que tenía cinco años y llegó a un orfanato, relató a los medios David López, pastor de la iglesia que acogió a esa niña, de quien dice, era alegre y muy estudiosa.

Fue a inicios de febrero cuando la joven, quien laboraba en una gasolinera no llegó a trabajar. Tres días después, el 8 de febrero su cuerpo fue encontrado sin vida; estaba atada de pies y manos y con huellas de tortura. Se le encontró dentro de bolsas negras de basura en un lote baldío.

Las investigaciones forenses confirmaron que habría sufrido abuso sexual, golpes y que fue asfixiada.

La joven, quien además estudiaba Derecho, fue enterrada el 14 de febrero en la Iglesia Ríos de Agua Viva, donde llegó a vivir desde pequeña al quedar huérfana.

Ese día y en ese lugar fue cuando, el presunto feminicida, Juan llegó al funeral vistiendo la playera de “Ni una más” y fue debido a la cobertura mediática y a las imagenes tomadas que se pudo dar a conocer y a difundir el hecho.

Una vez que la indignación se hizo pública, las autoridades de la Fiscalía de Baja California salieron a decir que Juan siempre había sido el principal sospechoso, pero quen no habían podido detenerlo en el funeral pues no tenían en ese momento las pruebas suficientes, y eso le facilitaría posteriormente quedar en libertad.

Juan era cliente de la gasolinera y durante cerca de seis mesea acosó a Marbella. Le mandaba flore, comida e incluso colocó un aparato GPS en el auto de la joven para vigilarla en todo momento. La gente cercana de Marbella sospechaba desde un principio que Juan, de 40 años, podría ser responsable de lo que le sucedió.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/viral/piden-justicia-para-fatima-de-7-anos-asesinada-en-tlahuac/

Sin embargo con lo que el presunto feminicida Juan no contaba era con que su ADN aparecería en las uñas de Marbella durante la investigaciones. Fue con esto que las autoridades finalmente pudieron detenerlo; además en su vivienda hallaron un GPS similar al que se detectó en el auto de la joven.

Hoy Juan se encuentra detenido en la penitenciaria de Tijuana, en espera de la audiencia por presunto feminicidio, la cual se efectuará este próximo jueves 5 de marzo. Habrá que estar atentos a lo que decida el juez en dicha audiencia. La gente espera que Marbella reciba la justicia que merece.