Si creías que lo que te hizo tu ex fue demasiado, es porque no conocías esta historia.

Resulta que un hombre de 75 años de nombre Alan Hattel, notó que durante los últimos tres meses sus amigos le habían dejado de llamar y de buscarlo, por lo que sospechó que algo extraño estaba pasando.

Incluso se llegó a preguntar si es que creían que había muerto, y ¡le atinó!, pues con el paso de los días encontró una tumba con su nombre en un cementerio de Forfar, Escocia.

Según informaron medios locales, en la lápida de a lado estaba escrito el nombre de su ex esposa, de quien se separó hace 26 años y con quien tuvo dos hijos.

“Aún estoy vivo”, dijo el hombre. Incluso destacó que prefiere ser incinerado y en caso de que decidiera ser enterrado,  jamás pediría que lo hicieran a lado de su ex.

Hattel está seguro que ella fue la responsable de todo.

En tanto, ya se puso en contacto con las autoridades locales para poder tapar la lápida que lleva su nombre.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios