A través de las rede sociales se dio a conocer que el racismo en México se da hasta en las mascotas, pues una perrita de nombre Tabata fue rechazada en diversas ocasiones debido a que es negra.

La usuaria @Citepop, dio a conocer cómo diversas personas interesadas en adoptar una mascota la contactaron para pedir informes, sin embargo, al ver a Tabata los usuarios se desanimaban debido a que era negra.

“¿No tienes más? Es que no nos gustan negritas; y “no tienes de color clarito”, fueron algunas de las preguntas de las personas interesadas.

Los rechazos se dieron a pesar de que se informaba que Tabata se encontraba vacunada, esterilizada y desparasitada.

Debido a que esta conversación generó polémica en redes sociales, Tabata fue tendencia en Twitter, y finalmente fue adoptada por una familia que sí la quiso tal cual es.