Video: Samuel García confunde centro para niños con cáncer con refugio de animales

Samuel García confunde centro para niños con cáncer con refugio de animales
Samuel García confunde centro para niños con cáncer con refugio de animales

¡Otra de Samuel García! Parece que hay personajes a los que solo les gusta causar polémica y llamar la atención. En esta ocasión todo se debe a que el senador por Movimiento Ciudadano confundió un centro para niños con cáncer con un refugio de animales.

Así es. Lo que contamos ocurrió durante una transmisión en redes sociales de Mariana Rodríguez, la influencer y esposa del político de Nuevo León.

En un video que fue difundido este domingo, el legislador, acompañado de su esposa, Mariana Rodríguez, señala que acudiría a la asociación “Manitas Pintando Arcoiris”, un centro de ayuda de lucha contra el cáncer, pero mencionó que acudiría al “refugio de animales más grande del estado” y que se aprestaba a llevarles croquetas y material de construcción.

Este es el video.

REDES SOCIALES

Y una vez más, al conocer el video las redes sociales lo viralizaron. La mayoría de los comentarios en torno al caso fueron críticas, pues decían que lo que quería era publicidad haciéndose pasar por alguien de buen corazón, pero que ni siquiera distingue un refugii para mascotas de un centro para niños con cáncer.

Alguien de entrada dijo que qué oso ser Samuel García.

Muchos sospechan que estos errores son hechos a propósito con el fin de ser tendencia y que se hable de ellos.

No es una sola persona la que piensa esto, son varias.

Otro tuitero dice que la campaña de desprestigio contra Samuel García es impulsada por “el propio Samuel García“.

Incluso el propio centro fijó su postura lamentando lo dicho por el senador.

Te puede interesar: Video: Conoce al comediante que parodia a Samuel García

No cabe duda que de que causan polémica y marcan tendencia el senador y su esposa. Aunque la mayoría de las veces son sumamemente criticados por sus dichos y hechos. Se le ha criticado a él por ser machista, por querer cerrar una refinería y ser corrido por los trabajadores, a ella por inventar historias y vender donativos médicos, entre otros casos.

Cabe resaltar que al final sí visitó el centro para niños con cáncer y se disculpó por haber confundido los nombres de ambos lugares. Habló con las madres de los niños con cáncer, quienes le agradecieron la visita.