Una mujer diagnosticada con deficiencia de alfa-1 antitripsina, una rara enfermedad que requiere de un doble transplante de pulmón, consiguió un amparo para que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el gobierno de Yucatán le brinden los costosos medicamentos que requiere de por vida.

El amparo fue solicitado luego de que el IMSS, institución de la que es pensionada, le negara los medicamentos que requiere debido a que no figuran en el cuadro básico de salud. También el gobierno estatal le indicó que no podía ayudarla por no ser originaria del estado, aunque lleva varios años viviendo en Yucatán.

De acuerdo con su abogado, Néstor Muñoz, su cliente requiere de un inhibidor de la alfa-1 proteinasa humana, un medicamento llamado Zemaira con costo de 8 mil pesos de los que necesita cuatro a la semana; el Combivent, con un precio 700 pesos y requiere tres a la semana.

Señaló que ante la falta de apoyo de las autoridades, vecinos canadienses de la afectada le donaron 700 mil pesos para que pudiera solventar los gastos de sus medicamentos, pero sólo pudo hacer por unos meses.

Resaltó que la enfermedad que ella padece es muy rara y los estudios que hay sobre ella son escasos.

Debido a que la vida de la mujer depende de sus medicamentos, el juzgado tercero de distrito aceptó la solicitud de amparo por comparecencia de manera verbal para agilizar el trámite.

Por lo cual, las autoridades involucradas que incluyen al presidente de la Pepública por negar el derecho a la salud, tienen un plazo de 24 horas para resolver la petición.

También te puede interesar: En Yucatán, cada seis horas llega al hospital una mujer golpeada por su pareja

El amparo implica al presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador y el secretario de Salud de Yucatán, el director del Instituto Descentralizado de Salud en Yucatán, así como el delegado y otras autoridades del IMSS en Yucatán.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios