Más
    InicioViralPájaro Toh, sagrado para los mayas, entra a su cuarto

    Pájaro Toh, sagrado para los mayas, entra a su cuarto

    PUBLICADO

    Seyé, Yucatán. – Una de las aves más hermosas de la Península de Yucatán, le regaló una grata experiencia a un joven local; se trata de un pájaro Toh (Eumomota superciliosa), sagrado para los mayas, quien entró a su habitación sin temor alguno.

    En redes sociales, el usuario Luis Roberto Pech, compartió la bella sorpresa que entró a su casa como un huésped inesperado: “Me sorprendió este hermoso pájaro Toh o pájaro reloj siendo una de las aves favoritas para mí; cómo se logró adentrar directamente a mi cuarto y sin temor alguno se dejó atrapar para ser liberado de nueva cuenta a su hábitat”, escribió.

    “Según se relata, esta ave era sagrada para los antiguos mayas, ya que significaba la nobleza y espiritualidad”, agregó el joven que tomó al ejemplar entre sus manos y más tarde lo liberó.

    Fotos: Luis Roberto Pech

    Libertad

    Luis Roberto Pech compartió con Quinta Fuerza los sentimientos que le provoca esta especie a la que ya antes ha retratado, pero con mucha dificultad porque es muy especial: “Siempre me ha encantado poder admirar a esta ave en su hábitat, escuchar cuando hace su peculiar sonido ‘tuut tuut’ dentro la vegetación y poderla observar posada en los árboles buscando bichitos para comer, pero cuando se siente admirada muy de cerca por una persona se va, muy pocas veces la he logrado capturar con mi cámara, ya que es una de las aves más tímidas”.

    “Me sentí muy orgulloso de poder observar cómo se adentró directamente al cuarto aun, estando yo allí, para quedarse en la parte de una tabla que sirve para colocar cosas, y de allí bajarse por la parte de la tele, donde pude tomarla sin ningún problema. Ya estando afuera, estuve checando que no tuviera alguna herida y al final de revisarla, la solté directamente en un monte que está enfrente de mi casa”, relató.

    Fotos. Luis Roberto Pech

    El joven compartió que fue una experiencia muy grata para él: “Fue algo muy hermoso, haberla liberado, porque pude observar que directamente se fue a su hábitat, cómo logró extender sus hermosas alas y observar como su peculiar cola de dos plumas, se desvanecía con el aire, para luego quedarse posada en una rama, donde emitía su peculiar sonido de canto, como que estuviera agradeciendo y moviendo su cola de lado a lado. Me quedo con un bonito recuerdo de ese día, porque logré tener de cerca y poder tocar a una de mis aves más preferidas”.

    Por último, Luis Roberto Pech, quien ha viralizado varias de las fotos que toma en su comunidad y en bellos destinos naturales, compartió a este medio una de las primeras imágenes de un pájaro Toh que ha tomado. ¿A poco no luce hermoso? (foto de portada)

    Fotos: Luis Roberto Pech

    Una leyenda, el pájaro Tóh

    En maya, Toh significa reloj; curiosamente esta especie indicadora de la salud de la zona de selva en donde se encuentra, tiene una cola con plumas que parecen un péndulo que suele mover como señal de alerta, de un lado a otro. Aunque esta ave es representativa de la Península de Yucatán, también tiene presencia hasta Centroamérica; de hecho en Nicaragua es conocida como guardabarranco y en el Salvador, como torogoz.

    Algunas leyendas mayas dicen que algunos aventureros que se adentran en la selva suelen ser guiados por el pájaro Toh, que es muy solictario, para encontrar cenotes y cavernas.

    Se dice que el pájaro Toh era parte de la realeza natural y antiguamente tenía una larguísima cola con fabulosos colores, por ello era tratada por otros animales con reverencia. Por eso se volvió muy presumida y banal; de hecho, decía que no podía trabajar porque su bella cola se arruinaría, es por ello que otros le llevaban agua y comida, alistaban sus nidos y sitios para dormir.

    Una noche, el sabio búho avisó que venía una tormenta y que eran urgente que los animales construyeran un refugio para sobrevivir. Pájaros de todos tipos y tamaños apoyaron, mientras el pájaro Toh no hacía nada esperando a que los otros acabaran el refugio para ocuparlo. Pero esta vez sus compañeros le exigieron que ayudara.

    Como el ave no estaba acostumbrada a trabajar, se fatigó, así es que se escondió en una cueva para no ser vista; ahí se recostó y se quedó dormida. Ni los fuertes truenos ni la lluvia la despertaron y como la cueva era pequeña, su larga cola quedó colgando por fuera. Después de un día y una noche de tormenta, salió el sol.

    Los otros pájaros salieron del refugio y Toh salió de su cueva para regresar al jardín real; sin embargo, su cola llena de colores había sido destrozada por la tormenta y con mucha vergüenza volvió a la cueva con las consecuencias de su egoísmo y soberbia. Otras versiones señalan que los otros pájaros como represalia, le arrancaron las plumas de la cola. Desde entonces es un ave solitaria, trabaja por siempre y guía a las personas.

    Luis Roberto Pech

    ÚLTIMAS NOTICIAS

    Arrestan a médicos del ISSSTE que organizaron borrachera en un hospital

    A través de redes sociales, se pudo conocer del arresto de un grupo de...

    Ejecutan a un hombre afuera de una escuela de Cozumel

    Cozumel.- Un hombre que conducía un automóvil fue asesinado a balazos esta tarde afuera...

    Asume Ana Patricia Peralta de la Peña mando de Seguridad Pública en BJ

    Cancún, Q.R., a 27 de septiembre de 2022.- En las primeras horas al frente de...

    Mujer que sufría migraña va a clínica y muere tras caer en coma

    Una mujer originaria de Reino Unido viajó a China con su pareja para trabajar...

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    Arrestan a médicos del ISSSTE que organizaron borrachera en un hospital

    A través de redes sociales, se pudo conocer del arresto de un grupo de...

    Ejecutan a un hombre afuera de una escuela de Cozumel

    Cozumel.- Un hombre que conducía un automóvil fue asesinado a balazos esta tarde afuera...

    Asume Ana Patricia Peralta de la Peña mando de Seguridad Pública en BJ

    Cancún, Q.R., a 27 de septiembre de 2022.- En las primeras horas al frente de...