PLAYA DEL CARMEN, MX.- Si resulta indignante que un funcionario ocupe a lo largo de su trayectoria varios cargos públicos sin dar resultados a la ciudadanía, lo es aún más cuando su mayor preocupación es asegurar el futuro político de su parentela. Caso ejemplar de ello es Laura Beristain, aupada a la candidatura a la presidencia municipal de Solidaridad por su hermana, Luz María.

Aunque en Quintana Roo son muchos los casos, o mejor dicho las familias que han hecho eco del enunciado anterior, pero sobresale un apellido por sus escándalos, traiciones a correligionarios, por ver sólo por sí mismo y sobretodo por la gran capacidad para detectar una causa social para apropiársela.

El oportunismo se apellida Beristain

Ese oportunismo tiene apellido: Beristain. Son tres los hermanos que se han hecho conocidos no por su trabajo o por el bien de Quintana Roo, sino por su  talento para la negociación y continuar viviendo del erario público.

Luz María Beristain, famosa por sus escándalos y prepotencia

¿Quién encabeza esta familia? Luz María Beristain, aquella flamante perredista recordada como #LadySenadora, tras humillar a una empleada de la aerolínea Viva Aerobus.

El video fue  publicado originalmente en el grupo de facebook Soy Playense por el usuario Cristóbal Galindo y se viralizó a nivel nacional.

Su lista de escándalos es larga, como consta en video cuando arremetió contra un oficial de tránsito, quien detuvo el automóvil en el que ella viajaba para levantarle una infracción.

 

Este portal la evidenció cuando en las pasadas elecciones locales del 5 de junio, se puso “al tú por tú” contra una ciudadana, llamándola provocadora.

Dejándolo a un lado su escandalosa vida, enfocándonos en su productividad, ésta ha sido nula tal como se comprueba en el clip donde se le ve durmiendo en horas de trabajo, en la más alta tribuna del país.

A cualquier empleado mortal, como usted y como yo, nos despedirían o al menos descontarían el día laboral si nos atreviéramos a “echar una pestañita”.

Cuando le tocó votar por la #Ley3de3 que impulsaban organizaciones especializadas en transparencia, se ausentó de la tribuna.

En la pasada contienda electoral del 2016, ya se veía como la candidata a la gubernatura de Quintana Roo por el Partido de la Revolución Democrática.

No contaba con que su partido iría en alianza con Acción Nacional para impulsar a Carlos Joaquín, quien obtuvo el triunfo.

Se quedó en silencio pero no atada de manos y amarró la candidatura de su hermana Laura Beristain Naverrete para ser la aspirante a diputada local por el distrito X y la de su hermano Juan Carlos Beristain Navarrete para ser síndico en Solidaridad.

Laura Beristain y Juan Carlos los borreguitos de Luz María

Laura Beristain y Juan Carlos han seguido el camino del oportunismo político de Luz María, y aunque todavía no la alcanzan, no les falta mucho.

El primer cargo público que se le conoce a Laura Beristain Naverrete es como regidora en la anterior administración pública de Solidaridad, de la cual pidió licencia para contender por la diputación local, que ganó.

Durante la campaña uso como bandera la lucha por la revocación de la concesión otorgada por el Cabildo a la empresa Aguakán. Sin embargo, cuando pudo hacer algo al respecto y votar en contra, no asistió a la sesión extraordinaria.

Laura la #LadyRegidora

No se ha escapado de los motes en redes sociales, como cuando se le bautizo #LadyRegidora por la brillante propuesta que planteó en la XXVI sesión ordinaria de cabildo, de que el Ayuntamiento le pagara viajes al extranjero para conocer la cultura y logros de otras naciones.

Es decir, que quería viajar por el mundo a costa del erario público.

Afortunadamente esta iniciativa no fue tomada en cuenta.

Por su parte, Juan Carlos Beristain tenía que ser protagonista de su propio video escándalo. En el 2011 cuando era regidor fue evidenciado por un subalterno por exigirle el 80 por ciento de su salario como comisión por haberle conseguido empleo en la administración local.

Algo que caracteriza a los tres es su oportunismo, aprovechar cualquier causa social para apropiársela pero no para pugnar por ella, sino para figurar ante los medios de comunicación, tomarse la foto y emitir ridículos boletines.

Caso AGUAKAN

Colgándose del odio popular hacia la empresa AGUAKAN por las altas tarifas que cobra la empresa a los ciudadanos, los tres hermanos se han pronunciando por revocar la concesión, sin embargo todo ha quedado en manifestaciones a las que sólo acuden ellos y sus parejas sentimentales, notándose su poco poder de convocatoria, ya que en los hechos no han logrado nada.

También te puede interesar: Desmiente Cristina Torres supuesta solicitud de expansión de CALICA

Es incongruente que quieran abanderar luchas sociales cuando son ellos quienes han vivido a costa del pueblo.

Hizo del Congreso su “caja chica”

Después de dejar la regiduría y aprovecharse del descontento popular hacia el priismo de Roberto Borge para llegar a la diputación local, Laura Beristain no perdió tiempo y de entrada, se aprovechó de sus abundantes recursos para enriquecerse personalmente.

Para ello, colocó a su pareja sentimental, Karla Robles Miranda, como su “asesora”, con suculento salario. Además, se apropió del dinero destinado a “gasto social”, poco transparente, para cubrir sus gastos y alimentar una estructura electoral, con miras a la presidencia de Solidaridad.

Para su estadía en Chetumal, Laura Beristain rentó una lujosa casa, que amuebló con recursos del Poder Legislativo, como demostró un periódico estatal que publicó los colchones que facturó al Congreso, entre muchos otros objetos.

En tanto, en el predio que la familia Beristain se apropió en la Colosio, Laura Beristain y sus hermanos comenzaron con la construcción de un hotel, sin permisos municipales, pero con la impunidad de la influencia de sus cargos públicos.

Imposición y desbandada

Sabedora que el camino en el PRD para la presidencia municipal estaba cerrado, pues el partido decidió apoyar a Cristina Torres Gómez en su reelección, y con ansias de continuar amasando recursos a través del ejercicio público, Luz María logró un acuerdo cupular con Morena para encumbrar a su hermana, Laura Beristain, al puesto.

Ello pese a que este partido tenía su estructura ya armada y figuras naturales para esta candidatura. Pese a los reclamos de diversos frentes al interior de Morena, triunfó la imposición y quedó Laura Beristain como candidata.

Sin embargo, se trató de una victoria pírrica, pues la mayor parte de los militantes de trayectoria rechazaron a Laura Beristain, conocedores de su mala fama y complicidades con el ex edil Mauricio Góngora Escalante. Impugnaciones, deserciones y declaraciones públicas se sucedieron de distintos actores, que no aceptaron este “dedazo”, como Laura Corrales, Arturo Castro, Norma Ríos, entre otros, con lo que el partido quedó fracturado y casi ausente de estructura.

La imposición de Laura Beristain tuvo repercusiones más allá de Solidaridad, pues este lugar estaba reservado para Encuentro Social, por lo que la candidata de forma fraudulenta se inscribió a ella y a su planilla como de ese instituto político, traición que levó a la ruptura de la coalición “Juntos Haremos Historia” en Quintana Roo, además de una denuncia en la Fepade contra los responsables.

Encuentro Social, terminó postulando a su propio candidato, lo que le restó más fuerza a Laura Beristain, que realizó su arranque de campaña prácticamente sola, únicamente con algunos “acarreados” y morenistas despistados en “Villas del Sol”, sin ningún otro candidato que la acompañara o con los liderazgos naturales de Morena o el PT.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí