Hernán Villatoro y la derrota anticipada del PT en Solidaridad

82

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Hernán Villatoro Barrios, el dirigente estatal del Partido del Trabajo (PT), será el principal factor para que nuevamente sufran una derrota electoral en las urnas este 1 de julio, donde quien resulte su candidato a la presidencia de Solidaridad, ni siquiera obtendrá el porcentaje mínimo para garantizar un lugar en el Cabildo.

La intervención y control del dirigente estatal en los dos últimos procesos electorales donde lo único que buscaba era un beneficio personal y no ser una opción de izquierda para el electorado, anticipan otro revés que sin duda llevará a la dirigencia nacional del PT a preguntarse qué está pasando…. aunque hasta ahora han hecho oído sordos a lo que es sabido: Hernán Villatoro es el principal obstáculo para el crecimiento de este organismo, tanto en Solidaridad como en todo Quintana Roo.

Para nadie es nuevo que, primero, escudándose en los estatutos del PT se ha convertido en el líder eterno, gracias a los votos de sus familiares y amigos más cercanos que representan una mayoría para el pobre número de afiliados con que cuentan.

Apenas en junio del 2017, se reeligió como Coordinador General de la Comisión Ejecutiva Estatal; cargo que mantendrá hasta el 2023.

Desde aquí, ha puesto y quitado a candidatos a los distintos cargos de elección popular en diferentes procesos electorales.

A la mayoría, les ha condicionado las candidaturas al pago de grandes sumas de dinero.

En el caso particular del municipio de Solidaridad, los últimos candidatos a la presidencia, comparten la misma mala experiencia al no dejarse manipular por Hernán Villatoro.

El caso más sonado, y que destapó la cloaca en el PT, es el de Ismael Sauceda, a quien le exigió 15 mil pesos a cambio de designarlo candidato a la presidencia de Solidaridad, en el proceso del 2013.

Por negarse a entregar esta suma, Ismael fue tumbado de la candidatura, a tan sólo unos días de haber iniciado campaña.

Y no quedó ahí. Su relevo en la candidatura, José Carlos González Anguiano, corrió la misma suerte. A menos de una semana para que se llevara la jornada electoral, Hernán Villatoro lo sacó de la contienda, argumentando que no había hecho proselitismo.

La realidad fue otra, González Anguiano, no aceptó elaborar su material proselitista (playeras, vasos, gorras y folletería) en la empresa que exigía Villatoro y donde tenía grandes intereses.

Además de perder la candidatura, posteriromente José Carlos fue víctima de una guerra sucia y de desprestigio por parte del dirigente petista.

En el proceso electoral del 2016, Hernán Villatoro aprobó la candidatura de Claudia Muñoz Villalobos, para la presidencia de Solidaridad. Esto, obligado por el principio de equidad de género.

De principio a fin, controló la campaña proselitista, amarrando pies y manos de la candidata en la toma de decisiones y quien padeció la falta de recursos para impactar en el electorado.

Al final, fue la candidata que menos votos captó en la elección.

Y no quedó ahí. Tras el fracaso en las urnas, Claudia Muñoz quiso tomar el destino del PT solidarense en sus manos, con el objetivo de hacerlo crecer y fortalecerlo para este proceso electoral del 2018.

En respuesta, Villatoro Barrios, se encargo de complicarle la existencia a ésta, quien optó por dejar el partido.

Es un secreto a voces entre los afiliados petistas, que es el propio Villatoro quien ha impedido que el partido crezca. por no convenir a sus intereses personales.

Por ello, para este nuevo proceso electoral, varios anticipan que también será un fracaso.

De antemano, es casi un hecho que en el municipio de Solidaridad, el PT participará solo y no en coalición con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

El pasado 7 de enero se cerró el registro para los aspirantes.

José Noya Zarate, José Chuc Chan y Lenin Amaro Betancourt son los tres aspirantes que se registraron.

Aunque hay lineamientos que rigen el proceso interno para la elección del candidato, establecidos por la dirigencia nacional del PT, seguramente Hernán Villatoro manipulará la elección a favor de quien le garantice total sumisión en la campaña y le ofrezca una jugosa suma de dinero.

De no aceptar ninguno de los tres aspirantes las condiciones de Villatoro, será éste y no el electorado quien provoque que el PT obtenga los mismos resultados del pasado.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios