El valor de Hernán Pastrana

20
Por Óscar González

Claro que muchos de los triunfos de candidatos del Morena en todo el país se deben sobre todo al efecto Andrés Manuel López Obrador, pero el mérito de cada uno de ellos es variable: algunos no tuvieron la menor competencia; otros enfrentaron a buenos candidatos de otros partidos y coaliciones. Unos pocos perdieron.
No es tan fácil distinguirlo, pero por lo menos en Othón P. Blanco, municipio capitalino de Quintana Roo, Hernán Pastrana Pastrana tuvo enfrente a un candidato muy movido, que presentó claras propuestas y que fue postulado por la coalición de los partidos gobernantes, al menos los que postularon al actual gobernador Carlos Joaquín González: PAN y PRD.
En las dos elecciones anteriores en que López Obrador fue candidato a la presidencia tuvo claros triunfos en Chetumal, pero los votos fueron diferenciados o cruzados. La presencia de los candidatos domésticos merced a sus carreras en su tierra fue determinante, sin afectar la preferencia por el ahora presidente electo.
Fernando Zelaya Espinoza es un diputado de la XV Legislatura que hizo un trabajo por lo menos notorio y se mantuvo en contacto con sus potenciales electores con una obra social y de servicios comunitarios sostenida, pero aun así el abanderado del Morena prácticamente duplicó sus sufragios, lo cual, por experiencias anteriores, no hubiese sido posible si por sí mismo no representara un valor para sus paisanos.
Lo más probable es que la generaciones no tan nóveles, que fueron gobernadas por él como segundo presidente de Othón P. Blanco –1978-1981–, que al igual que su antecesor Mariano “Mani” Angulo Basto se hizo cargo de esas primeras páginas de la historia del municipio libre dejando excelente memoria de su gestión entre la gente, hayan multiplicado sus cualidades entre los más jóvenes.
Si bien es cierto que la mayoría de los electores no había nacido o carece de conciencia de la vida comunitaria de esa época, por haber sido niños, cualquier duda sobre la vigencia del prestigio de Hernán Pastrana quedó del todo despejada.
Es especialmente recordado por la vieja guardia del ayuntamiento capitalino su iniciativa de crear el sindicato de trabajadores de la comuna, siendo curiosamente un gremio, el de los taxistas, un factor que muchos consideran muy importante en la derrota de Fernando Zelaya, pues en plena campaña se promulgó la ley de movilidad que dejaba en principio abierta la posibilidad de entrada de las plataformas digitales de automóviles de alquiler que él impulsó como presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes y los “chafiretes” locales repudiaron escandalosamente.
Tener coincidencia de partido con el presidente de la república y trabajar con un gobernador que nunca ha dado signos de distingos de color político para la coordinación interinstitucional debe ser muy bueno para don Hernán. De lo que tendrá que cuidarse es de los efectos de la austeridad que se está imponiendo en todo el país y, desde luego, de las altas expectativas generadas en el furor lopezobradorcistas, porque de su honestidad y trabajo nadie tiene la menor duda.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.