Víctor Flores Hernández

Si haces lo mismo, no esperes resultados diferentes: Albert Einsten

La estrepitosa caída en la popularidad de la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, apenas en su primer año de “gobierno” no es más que los resultados de sus propios desaciertos, la falta de un eje rector de prioridades que se aplique en estricto y rigurosamente apego en favor de la comunidad y no con ocurrencias, sin rumbo y para favorecer a uso cuantos.

En sus primeros 13 meses de administración, Mara se ha enfocado más a discernir y competir con sus adversarios morenistas, la senadora Marybel Villegas Canché y su ex jefe y ahora diputado Luis Alegre Salazar, dueño de Radio Turquesa, en una adelantada carrera por la gubernatura de Quintana Roo, que ha cumplirle a los cancunenses sus compromisos de campaña.

A UN AÑO DE HABER LLEGADO A LA PRESIDENCIA, AL EDIL BENITOJUARENSE, NO OFRECE RESULTADOS VISIBLES, NI TANGIBLES O CONVINCENTES,  SU GOBIERNO ESTÁ DEDICADO AL GLAMUOR, A LA FOTO, LOS EVENTOS, LA FIESTAS, LOS VIAJES, RECONOCIMIENTOS, AMIGOS, PERMISOS DE INVERSIONES, NEGOCIOS, LICENCIAS DE CONSTRUCCIÓN Y PAGO DE FAVORES A UN GRUPO DE EMPRESARIOS CONOCIDOS COMO LA “CASTA DIVINA” DE CANCÚN; SÍ LAS “VACAS SAGRADAS” QUE FINANCIERON SU CAMPAÑA.

Mientras la alcaldesa pierde la brújula para gobernar Benito Juárez, la imagen de Cancún se cae a pedazos por el incremento de la inseguridad y el deterioro de la imagen urbana del primer cuadro de la ciudad y abandono de la periferia donde abundan “focos rojos”.

Mara deja que la brecha entre la zona hotelera y la ciudad, crezca, se divida, se quiebre en dos, como su logotipo de aniversario.

Aunque su gobierno se centra solo en los servicios públicos que promociona como estrategia en pos de su loca carrera por la gubernatura, en obra pública y seguridad estamos en cero.

NO HAY PRETEXTOS PARA RESCATAR CANCÚN Y DARLE UNA RENOVADA IMAGEN URBANA RUMBO A SU 50 ANIVERSARIO, SI SE “AMARA” A CANCÚN COMO SE PREGONA EN EL DISCURSO.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero a veces son necesarias, a escasos kilómetros de nuestro Cancún en decadencia, tenemos a Mérida, una ciudad prospera calificada recientemente como una de las mejores ciudades para vivir, con una incomparable belleza urbana, limpia, gran promoción cultural y mucha seguridad.

Cancún y Mérida son dos ciudades turísticas con una población similar, promedio de un millón de habitantes, pero en Mérida no hay excusas para tenerla limpia y segura y con mucha proyección.

LA CIUDAD DE CANCÚN CUENTA CON UN PRESUPUESTO DE 4 MIL 7 MILLONES AL AÑO, MIENTRAS LA CIUDAD DE MÉRIDA LO HACE CON 3 MIL 317 MILLONES DE PESOS, ES DECIR EL AYUNTAMIENTO DE CANCÚN GASTA 700 MILLONES DE PESOS MÁS AL AÑO QUE LA BLANCA MÉRIDA, SIN INCLUIR EL MILLONARIO MANTENIMIENTO DE LA LUJOSA ZONA HOTELERA QUE ESTÁ A CARGO DEL GOBIERNO FEDERAL VÍA FONATUR.

A pesar de ello, al Ayuntamiento de Benito Juárez no hay dinero que le alcance, aumentan los impuestos, el cobro de derechos al comercio, a las licencias de construcción y licencias de funcionamiento, a la basura y las tablas catastrales del predial para aumentar a 4 mil 355 millones de pesos el presupuesto del 2020.

Se golpea el bolsillo de los cancunenses y se les devuelve poco.  La autoridad municipal sostiene que no hay aumentos al predial, sino solo “actualizaciones conforme a la inflación”, “solo ajustes”, ofendiendo la inteligencia de los ciudadanos.

Ante los desaciertos, golpes de timón, arrebatos, como el de “No podemos darle gusto a todos” en torno cuestionado al logotipo de aniversario, la popularidad de Mara cae, va en declive sin haber subido.

AUNQUE EL GOBIERNO MUNICIPAL RECIBA RECONOCIMIENTOS ANTICORRUPCIÓN Y TRANSPARENCIA, HAY MUCHAS FUGAS Y DESVÍOS DE RECURSOS EN VARIAS DIRECCIONES MUNICIPALES, EN DESARROLLO URBANO, HEIDEN CEBADA OPERA LOS PERMISOS Y LICENCIAS DE CONSTRUCCIÓN DE VARIOS DESARROLLOS INMOBILIARIOS, ENTRE ELLOS EL CASO GRAN ISLAND DONDE TODOS BUSCAN LAVARSE LAS MANOS.

En Servicios Públicos, donde Mara presume en redes la limpieza y pintura a los parques, jardines y destape de alcantarillas, José Luis Castro Garibay, conocido como el “Cachorro”, herencia de la pasada administración de Remberto, se lleva le mejor parte.

El Síndico municipal, Heiden Cebada, hijo del de Secretario de Desarrollo Urbano, operó la compra de una aplicación “botón de pánico” para mujeres en caso de peligro, que costó tres millones de pesos, aplicación que casi nadie conoce y que fue ofrecida gratis por una universidad de Yucatán.

El proyecto Ecopark, ahora llamado “Parque Cancún” que se construye sobre 300 hectáreas frente a la laguna Nichupté, que avala Mara Lezama y que liderea el arquitecto Carlos Constandse Madrazo (Xcaret), se pretende inaugurar el próximo 20 de abril (aniversario 50), operado por un fideicomiso integrado por 40 empresarios de los llamados “Casta Divina”; otro de los temas que hay que investigar.

La omisión también es corrupción.

Si gobierna con los mismos, obtendrá los mismos resultados, si no hace nada diferente, los resultados no serán diferentes.

Espero sus comentarios, opiniones y sugerencias sin reserva en [email protected]

VÍCTOR FLORES HERNÁNDEZ, es periodista, fotógrafo y editor de medios con 30 años de experiencia; ha realizado coberturas periodísticas en 20 países de América, Europa y Asia.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios