Foto: Esta noche lluvia de meteoritos.

Playa del Carmen, Quintana Roo.-Porque no todo es negativo también pasan cosas extraordinarias en medio de la pandemia, como la lluvia de meteoritos que habrá en nuestro cielo esta noche.

Vamos a subirnos a la azotea y disfrutar de este espectáculo celeste, que tendrá lugar las primeras horas de este 05 de mayo. Así que podremos ver si la contaminación lumínica nos lo permite a los restos de un famoso cometa, que provocarán una lluvia de meteoritos. “Los fragmentos que conforman las Eta Acuáridas son restos que se separaron del cometa Halley cientos de años atrás. El famoso cometa es visible desde nuestro planeta cada 76 años, el último avistamiento fue en 1986 y el próximo se espera sea durante el 2061”, explica la UNAM.

De acuerdo con la Máxima casa de estudios, este fenómeno no presenta ningún peligro para la Tierra, es conocido como las Eta Acuáridas y, generalmente, es posible apreciarlo todos los años entre el 21 de abril y el 21 de mayo. “Se les llama Eta Acuáridas porque su radiante se encuentra cerca de la constelación Acuario, en especial de la estrella más brillante de dicho grupo: Eta Aquarii. En promedio, es posible apreciar unos 30 meteoros por hora desde el hemisferio sur de la Tierra gracias a que Acuario se está más arriba en el cielo”.

En el norte es posible observar el fenómeno aunque con menor intensidad, éste iniciará en las primeras horas del día y se percepción mejora en las zonas lejanas a la luz de las grandes ciudades. El lugar más adecuado para ver la lluvia es cerca del ecuador terrestre hasta 30 grados de latitud sur, así lo afirma el investigador Robert Lunsford de la American Meteor Society.

Según los científicos de la UNAM, la lluvia de meteoritos sucede porque una vez al año la Tierra hace contacto con los fragmentos de Halley gracias a su órbita, estos se vaporizan al tocar nuestra atmósfera y esto da paso al fenómeno luminoso. Investigadores de la NASA calculan que el impacto se da 238 mil kilómetros por hora, la velocidad del choque provoca las estelas luminosas que podrán apreciarse en el cielo.