El feminicidio detrás de Costamed

1446

La Pluma del Pueblo

El fallecimiento de Cristina Cárdenas en Playa del Carmen, ocurrido el pasado 6 de enero, debería llenarnos de vergüenza, no sólo a los habitantes “del Corazón de la Riviera Maya”, sino a todos los quintanarroenses, pues este es el resultado de la indolencia y apatía con la que tratamos el tema de la violencia de género y ¡ojo!, la complicidad que establecemos con las autoridades que, no sólo denostan el tema, sino que además pretenden que se cancele la alerta de género.

Esta joven fue atacada y golpeada cuando regresaba a su casa de trabajar, en la colonia Ejidal. Las llaves quedaron pegadas a la puerta, mientras ella quedo tendida en el piso, sangrando. Como denunció la asociación “Siempre Unidos”, paramédicos y policías llamados al lugar se negaron a llevarla, pues ella, en shock, rechazaba la atención. Vecinos consternados la llevaron en un automóvil particular a la clínica Costamed, donde también se negaron a atenderla, pero por falta de dinero. Cuando llegó al Hospital General, su estado ya había empeorando y, luego de varios días internada, falleció.

El ataque provino de un ciudadano y este es un hecho que debe llamar poderosamente nuestra atención; desde luego que la incapacidad de la autoridad es notoria, evidente y lo es tanto como que “no podemos pedirle peras al olmo”, cuando pretendemos que un policía entienda; desde luego y ese es un tema que debemos exigir se revise, pero, ¿qué pasa con el hecho de que nuestros vecinos, hermanos, primos, hijos, nosotros mismos lleguemos al extremo de atacar a una mujer pretendiendo matarla?; en verdad ¿qué es lo que nos está pasando?

Y permítame agregar, que no se trata de un problema que se origine solamente en hogares de clase económica baja, hay muchas, muchísimas historias de gente con mucho dinero que ni siquiera aparecen en los relatos de la nota roja porque lo solucionan con dinero.

PERO COSTAMED DEBE DESAPARECER

La muerte de Cristina alerta por todo lo ocurrido, imagínese usted a los paramédicos y policías haciendo comentarios estúpidos como que si estaba “borracha” o drogada, cuando en realidad Cristina se encontraba en shock (e incluso cuando así fuera, ello no es obstáculo para que la auxilien. Tampoco nos explicamos que en el Hospital General no tengan el instrumental necesario. Pero el haber sido rechazada de Costamed: eso sí que debe tener consecuencias inmediatas.

Artículo 255 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica: “Serán clausurados definitivamente, los establecimientos en los que se niegue la prestación de un servicio médico en caso de notoria urgencia, poniendo en peligro la vida o la integridad física de una persona”.

No es la primera vez que sabemos de casos de negligencia en ese hospital, debido a que niegan los servicios por motivos económicos, es más, se han granjeado fuertes críticas por parte de usuarios extranjeros, porque las cuotas que cobran son más que excesivas.
Una institución que oferta servicios de salud se debe a su comunidad, a los permisos de operación que la autoridad le otorga en representación de los ciudadanos.

Es evidente que los propietarios de Costamed tienen “trato especial” de alguna autoridad, lo que les ha permitido seguir operando no obstante las muchas denuncias en su contra.

También te puede interesar: Cadena de negligencias causaron muerte de mujer atacada en Playa del Carmen

Pero cuando se trata de la violación artera a una disposición de carácter federal, tendrá que ser la Federación quien exija el cumplimiento irrestricto de la ley, ante ello y como ciudadanos exigimos a la Secretaría de Salud que, con base en el artículo antes señalado, clausuren definitivamente al hospital Costamed.

1 COMENTARIO

Comments are closed.