Solidaridad, el municipio con más feminicidios en la era de una lady

La Pluma del Pueblo

38

*Qué forma más patética de mariconear, nos dejamos que impunemente nos maten a las mujeres

A mí me van a perdonar, pero he conocido homosexuales con mucho más valor que algunos otros que se dicen “hombres”. Maricones auténticos son aquéllos que desquitan todas sus frustraciones con agresiones hacia las mujeres; más cobardes que un homosexual, más joto es un “macho” criminal.

¡Qué jotos!; en verdad, aprovecharse de la superioridad física para lastimar o matar a una mujer es el ejercicio más cobarde, más maricón y cuestionable que pueda existir, pero más maricón aún es que la autoridad lo ignore o hasta lo fomente: la Policía Estatal Preventiva (PEP), la Fiscalía Especializada en asuntos de Violencia de Género, la propia Fiscalía General del estado, la Comisión de Derechos Humanos del estado, en fin, a todos les está importando nada esta terrible condición.

Más patético aún, en el caso donde existe una presidenta municipal que, cuando menos en lo físico resulte femenina e ignore el hecho de que en su municipio sea en donde más feminicidios y violencia de género se registren, es en verdad un hecho muy cuestionable, muy lamentable. Solidaridad es el municipio en el que hoy por hoy se registran más casos de feminicidios y la presidenta, en silencio, pareciera que le vale, que le importa un carajo, “que se mueran, total, no son de la familia”, qué poca…

El último ejemplo, tan sólo en una semana, en el municipio de Solidaridad han sido halladas tres mujeres asesinadas, la última, ultrajada y abandonada desnuda en plena vía pública en el cruce de la avenida Constituyentes y la 120; el hallazgo lo realizó la policía estatal quien dio parte a la policía municipal y de ello, el Ayuntamiento de Solidaridad, sólo guarda silencio criminal y encubridor.

En favor de la “Berisnais” habríamos dicho que durante la gestión de la otra triste loca de la Cristina, la violencia de género y asesinatos a mujeres se habrían disparado en Playa del Carmen, pero hoy ya ni siquiera le queda ese argumento, toda vez que ya se han rebasado los números de la anterior gestión; hoy tenemos a una administración municipal feminicida por omisión; ojo, no perder de vista esta categoría, la presidenta municipal y su Cabildo se convierten en feminicidas por omisión, por dejar que pase, por no prevenir, por no levantar la voz, por no condenar la mariconada de arremeter contra la mujer y claro, si en el DIF de Solidaridad tenemos ni más ni menos que a otro indefinido al frente, el hermano de la “Berisnais”, Juan Carlos, pues imagínese usted nomás…

Durante todo este tiempo, Laura Beristain ha estado manipulando con la advertencia de ser “el dedo chiquito”, “la consentida”, “la niña de los ojos de Andrés Manuel”, lo cierto es que, resulta muy difícil creer que un presidente de la República ponga en riesgo su administración, su honorabilidad y sobre todo su credibilidad por defender lo indefendible; ya no son los tiempos de la impunidad por tráfico de influencias, o por lo menos así nos lo ha hecho creer el propio AMLO, así que, será importante hacer saber todas estas “lindezas”, todos estos hechos a la administración federal, a fin de que vayamos buscando que le finquen responsabilidad a una MUJER, a quien le vale madre la surte de la MUJER en su propia demarcación.

Claro, esto no resta responsabilidad a administraciones como la de Benito Juárez (Cancún), sobre todo cuando estos maricones delincuentes le van a obsequiar un cadáver sin cabeza en las inmediaciones de un tianguis, o cuando los taxistas de Cancún siguen en la impunidad y ahora hasta tienen pendiente el secuestro de una mujer que viajaba al “Mambo Café” para encontrarse con el novio y no llegó porque fue secuestrada en la misma unidad (taxi) en la que viajaba y que todo parece indicar, podría ser la secuestrada horas antes.

El caso Chetumal donde hasta la policía estatal se involucra en la impunidad para el maldito joto que casi mata a la cantante y que le permitieron huir por órdenes expresas de algún alto mando. Se siguen amafiando delincuentes y autoridades, si no se hace algo por parar tanta impunidad; la pregunta que trasciende es: ¿hasta cuándo?

DEJA UN COMENTARIO

comentarios