ACNUR pide a las naciones del mundo no construir muros contra migrantes

81
Foto: Cortesía

Mundo.- El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, desde Colombia, pidió a los dirigentes políticos de las naciones del mundo “no construir muros” contra los migrantes y refugiados.

Durante el concierto ¡Así suena la integración!, celebrado en la ciudad de Barranquilla en conmemoración del Día Mundial del Refugiado y del Desplazado, Grandi afirmó que “hay muchos países que rechazan; que construyen muros, que no aceptan a los migrantes y refugiados que incluso llegan en barcos haciendo viajes muy peligrosos”.

Para Grandi, “este rechazo, esta exclusión es terrible desde el punto de vista moral; además no soluciona el problema de la migración y del refugio; que solamente se resuelve constructivamente con acogida bien organizada y con la eliminación de la irregularidad como lo está haciendo actualmente Colombia”.

“Yo espero que el programa de regularización de migrantes en Colombia lo escuchen también los líderes de países que rechazan a los refugiados; porque la solidaridad también va en el sentido del interés de la comunidad de acogida porque es ahí donde está la fuerza de la protección temporal”, anotó.

Medida fantástica

El jefe de la Acnur calificó de fantástica la implementación en Colombia del Estatuto Temporal de Protección para migrantes venezolanos porque significa “su inclusión en los servicios públicos, en la economía; y es también una protección contra la explotación y el abuso, muy frecuentes en situaciones de desplazamiento en el mundo entero”.

Al considerar que los refugiados también pueden contribuir y convertirse en una fuerza positiva para las comunidades que los acogen; Grandi resaltó que el objetivo es apuntar hacia la inclusión, hacia el momento en el que los migrantes puedan; si es posible, regresar a su país, que es la solución más duradera.

En Colombia el Estatuto de Protección Temporal para los migrantes venezolanos pretende beneficiar a unos dos millones de ciudadanos que han llegado huyendo de la crisis económica y social en su nación.

El informe sobre refugiados en el mundo divulgado por el organismo muestra que en el 2020 la cifra de personas que debieron abandonar sus lugares de origen alcanzó un récord de 82,4 millones.

En cuanto a los venezolanos en esa condición, el organismo precisó que son 4,9 millones, de los cuales 1,7 millones están en Colombia.

La vicecanciller del país, Adriana Mejía, quien acompañó a Grandi en Barranquilla, destacó que el Estatuto de Protección contribuirá a la integración socioeconómica de la población migrante; reducirás sus condiciones de vulnerabilidad, y les permitirá acceder a bienes y servicios del Estado.

Con información: El Observador