Productores de miel siguen en caída libre

miel
miel

La cuarentena por el coronavirus, desafortunadamente, no ayudó al sector apícola para recuperarse y en lo que va del año reporta una caída del 30 por ciento.

Para el presidente del Centro de Salvaguarda de Usos y Costumbres, Aniceto Caamal Cocom, la sequía más el crecimiento de la mancha urbana, propiciaron una reacción en la naturaleza que, en el caso de las abejas, “este año la floración no tuvo miel”.

El también ambientalista, sostuvo que la naturaleza tiene un efecto negativo por tanto daño que el hombre está causando a la selva, matando millones de árboles.

Aunado a esto, la cuarentena propició que los pequeños productores del campo no pudieran salir a ofertar sus productos como chile habanero, calabaza, pitahaya y elotes; “les cerraron el paso”, dijo.

En el caso de la miel, hay que recordar que Quintana Roo, junto a Yucatán y Campeche, son grandes productores al grado de generar el 60 por ciento de la miel de todo el país; y que en los últimos años luchan para evitar los transgénicos y la comercialización de la miel china que los desplaza.

Pero, “este año hay poco polen y poca miel. Hay algo que no se trabaja, no se ve en investigación científica, qué tenemos que hacer para parar el deterioro que tenemos”, como expuso Caamal Cocom, “en Chumpón, comercializan mermelada y fueron afectados; todo lo que se viene son afectaciones naturales”.

Con la caída en la población de abejas, se ha reducido la cosecha pues hay menos colmenarios y apiarios, resumió.

“Debemos trabajar en ese tema para apoyar a las comunidades porque en Quintana Roo, en Yucatán y Campeche todos están por los suelos”.