La percepción negativa del viernes 13 consta de orígenes tanto religiosos como culturales, además de que las supersticiones son un intento para controlar el destino. 

Una vez al año, las fechas del calendario se alinean para darnos un viernes 13 y los precios de los boletos de avión tienden a bajar, los supersticiosos jefes evitan reuniones importantes y durante todo el día, hay una pequeña parte de ti que espera que ocurra algo extraño.

Miedo al 13

Seas supersticioso o no, no puedes escapar de todo lo que rodea la fecha del calendario más espeluznante: El miedo a la fecha 13 se remonta siglos atrás y muchos creen que se origina en el Código de Hammurabi que, según los informes, omitió una ley 13 de sus códigos legales escritos. Aunque en realidad, esto fue solo un error cometido por uno de los traductores que simplemente omitió una línea de texto según se relata en un reportaje de expansion.com.

Es interesante notar la historia contrastante del número 12 con el número 13. Tenemos 12 meses por año, 12 signos del zodiaco, 12 horas al día e incluso 12 días de Navidad, una prominencia derivada de la influencia histórica del Nuevo Testamento de la Biblia y otras tradiciones judeocristianas. Incluso Schoenberg, el mayor enemigo del número 13, fue mejor conocido por desarrollar un sistema de composición musical de 12 tonos.