Extradición y justicia: temores del tesorero de la corrupción

BORGE

Por Manuel Jesús Avila

Ahora resulta, por inverosímil que parezca, que al maestro de la perversión y de la corrupción le han violado sus garantías y le han robado su libertad. Pobre hombre, le han manchado su dignidad. Es increíble ver cómo los delincuentes de cuello blanco, una vez enjaulados, están dispuestos a hacer de todo hasta lo imposible con tal de evitar el largo brazo de la ley. Pero de este personaje de marras no se puede esperar menos, pues es todo un bellaco.

El drama del ex mandatario quintanarroense, Roberto Borge Angulo, ha llegado al grado de idear padecimientos crónicos de salud, quizá tratando de generar algún tipo de compasión entre quienes le acusan o con el único fin de prolongar su estancia en Panamá, eso sí, sin detallar ni revelar de manera pública cuáles son esos males que le aquejan, limitándose su abogado a decir que está medicado y la crisis controlada.

Refugiado en su propio envilecimento, Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo, se apresta junto con su abogado -que no es ningún leguleyo- a librar la gran batalla por su libertad o al menos para no ser repatriado a México, a Quintana Roo, donde le espera una gran celda decorada de manera fina con hermosos barrotes. Así lo vemos desde aquí. Y esto, una vez que el gobierno de Panamá concedió la extradición del reprobado ex gobernador, preso en la nación canalera desde junio pasado, tras ser detenido antes de darse a la fuga con destino a Europa.

El abogado Carlos Carrillo y su cliente cuentan ya con menos de 15 días para presentar ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación los argumentos válidos que respalden su petición de no extradición, entendiendo que la violación a sus garantías fundamentales será el punto de partida de su impugnación. Y aunque en este momento todo se centra en la lucha por no ser repatriado, el meollo de la cuestión es que Borge Angulo quiere a toda costa evitar pisar suelo quintanarroense para no enfrentar los cargos que se le imputan, pues no hay que olvidar que entre su larga lista de fechorías está el señalamiento por la comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Las denuncias presentadas ante la Procuraduría General de la República y la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo contra Roberto Borge Angulo -en la cual también están involucrados ex funcionarios- en conjunto suman 23, entre ellas están el de peculado, desempeño irregular de las funciones y aprovechamiento ilícito del poder, donde destaca la compra-venta de 9 mil 500 hectáreas de terrenos a través del IPAE, a lo largo y ancho del estado, para favorecer a familiares, amigos y políticos, en detrimento del patrimonio de Quintana Roo.

El resultado de las auditorías ha arrojado cifras descomunales, pues en unos 11 mil millones de pesos se estima la afectación al patrimonio local que Roberto Borge Angulo dejó durante su gestión en Quintana Roo. En los primeros números oficiales se reveló que la deuda de largo plazo ante instituciones bancarias ascendía a más de 19 mil millones de pesos y, la de corto plazo, a más de 2 mil mdp.

También te puede interesar: Maestros de la prestidigitación

Lo que el pueblo espera es que esta concesión de extradición sea el preámbulo de algo bueno, el principio de una aplicación de justicia que siente precedente para hechos posteriores y de paso, para todo aquel funcionario que piense en hacer mal uso de los recursos públicos.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios