Maestros protestan en Chetumal.

Chetumal.- Sindicatos educativos en la entidad mantienen su rechazo hacia la convocatoria para que maestros soliciten su cambio de adscripción, ya que fija un plazo mínimo de dos años en una plaza para pedir cambio, además de que no se les hace partícipes en el proceso de aprobación de las mismas. Por ello, el Siteqroo ya ingresó una amparo, mientras el SNTE anunció que ya desconocen a la secretaria de educación como interlocutora y solicitan una mesa de trabajo con el Gobierno del Estado.

La convocatoria fue emitida el pasado 28 de abril por la Secretaría de Educación, siguiendo la última reforma educativa, avalada en septiembre, en la que se impide que un maestro pueda cambiar de lugar año con año, fijando un plazo mínimo de dos años de residencia en un lugar, antes de poder solicitar un nuevo cambio. Según declaraciones de la secretaria, Ana Isabel Vázquez Jiménez, se trata de una exigencia federal que ellos deben sencillamente acatar.

En contra de ello, Francelia Canul Arevalo, dirigente del Sindicato de Trabajadores Independientes de la Educación en Quintana Roo (Siteqroo), asegura que la ley permite que las convocatorias sean regionalizadas, por lo que se pudo haber evitado esta prohibición, atendiendo la circunstancias locales del estado, en el que se cierran grupos y docentes aceptan cambiar de adscripción, en el entendido de que será por un año.

“Los Servicios Educativos están descentralizados y pueden contextualizar las convocatorias”, aseveró.

Ella acompañada de un grupo de maestros inconformes acudieron a interponer un amparo en contra de la convocatoria actual. De ser aceptada, ésta tendría que ser desechada, y el proceso de cambios de adscripción quedaría pospuesto por un año (nadie podría cambiar de ciudad).

La dirigente dijo estar conforme con ello, pues debido a la actual pandemia y el esquema de educación a distancia, es importante que los alumnos tengan continuidad con su mismo maestro el próximo ciclo, cuando deberán recuperarse los contenidos perdidos este año.

Aseveró que el cambio de plaza año con año es una de las victorias laborales logradas en Quintana Roo y no permitirá que se les vulnere este derecho.

Canul Arévalo también se quejó que Vázquez Jiménez se ha negado a atender al Siteqroo y en la reunión convocada por videoconferencia para revisar este tema, se ausentó.

DESCONOCIDA COMO INTERLOCUTORA

Por su parte, la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha optado por desconocer a Vázquez Jiménez como interlocutora, por lo que solicitan al Gobierno del Estado que se establezca una comisión para la revisión del proceso de cambios de adscripción.

En una rueda de prensa por videocoferencia, Fermín Pérez Hernández, secretario general de esta sección del SNTE, señalo que se mantienen abiertos al diálogo, pero de persistir la funcionaria en su actual “cerrazón”, no descartan otras acciones, como el pedir su destitución.

Al igual que la lideresa del Siteqroo, dijo no estar en contra de la ley, pues ésta permite el regionalizar las convocatorias, lo que no se hizo con esta, publicada “unilateralmente” sin consideración a los sindicatos.

Pérez Hernández se quejó de que no pueden vigilar el proceso de cambios de adscripción y ver que no se vulneren los derechos de sus agremiados, cuando en las demás entidades ya se firmaron acuerdos para crear estas comisiones mixtas.

Presente en la conferencia virtual, Raymundo Valdivia Hernández, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, señaló que se respalda a la sección en su decisión de no querer dialogar más con la actual secretaria de Educación.