- Publicidad -
Inicio Estados Unidos Se derrumba Iceberg ficticio en museo del Titanic y deja tres heridos

Se derrumba Iceberg ficticio en museo del Titanic y deja tres heridos

Un accidente en el museo del Titanic dejó al menos tres heridos, luego de que la réplica de un enorme iceberg colapsara y cayera sobre los visitantes del recinto.

El museo del Titanic, ubicado en Tennessee, Estados Unidos ofrece un recorrido que simula el interior del barco junto a una enorme réplica del iceberg que lo hundió en 1912, la misma que recientemente causó un accidente similar en la que tres visitantes resultaron heridas.

Los propietarios del lugar publicaron este lunes en redes sociales que las tres personas tuvieron que ser hospitalizadas, aunque desconocían su estado de salud luego del percance.

“Esta noche, un accidente ocurrió en nuestra atracción del Museo Titanic en Pigeon Forge. Nuestro muro de iceberg se derrumbó e hirió a tres visitantes que fueron llevados al hospital”, explicaron Mary Kellogg Joslyn y su esposo, John.

Ambos afirmaron que nunca esperaron que este incidente ocurriera, ya que su prioridad es la seguridad de todos los asistentes y “miembros de la tripulación”.

“Nos enorgullecemos de la calidad de nuestro mantenimiento y tenemos medidas para garantizar que se respeten las normas de seguridad adecuadas”, agregaron.

Más tarde, el museo, inaugurado en el 2010, dio a conocer en su cuenta oficial de Facebook que este martes se encuentra abierto y listo para recibir a los “pasajeros con entradas”, luego del accidente.

Iceberg y otros detalles del barco más famoso exhibidas en el museo

En este museo las personas pueden experimentar cómo era caminar por los pasillos y los salones del Titanic, un transatlántico británico que se hundió la madrugada del 15 de abril de 1912.

También te puede interesar: Estas son las predicciones históricas como el hundimiento del Titanic que sí se cumplieron

El enorme barco se construyó en dos años, navegó cuatro días y medio en su viaje inaugural, hasta que chocó contra un iceberg y se fue al fondo del océano Atlántico, en sólo dos horas con 40 minutos.

Para recordar a las más de mil 500 personas que murieron en el transatlántico, el museo le entrega a todos los visitantes una tarjeta de embarque, como si se tratara de un pasajero real.

La embarcación original medía 270 metros de largo y 53 de alto, pesaba unas 46 toneladas y fue diseñada para navegar a 22 nudos (42 kilómetros por hora). Partió de Southampton, Inglaterra, el 10 de abril de 1912, pero no pudo llegar a su destino, Nueva York, en Estados Unidos.

DEJA UN COMENTARIO

Salir de la versión móvil